Piden la renuncia de Patricio Fernández como asesor de los 50 años del Golpe

Distintas agrupaciones que trabajan por la justicia para familiares de detenidos desaparecidos y por la memoria de las violaciones a los derechos humanos exigen que el ex director de The Clinic deje su cargo.

Por SEBASTIÁN GÓMEZ MATUS / Foto: LT

Desde la Red Sitios de Memoria sostuvieron que “a 50 años, lo que nosotros queremos es que efectivamente no se haga apología ni siquiera del inicio del Golpe, porque él hace una apología de esto, o tratando de justificar, de dejar entrever que las motivaciones del Golpe estarían en discusión”. Se refieren a Patricio Fernández, el responsable de la conmemoración de la fecha que marcó a nuestro país.

La postura surgió tras las declaraciones de Fernández quien, aun habiéndose retractado rápidamente, dio a entender que no había una claridad sobre las motivaciones de la dictadura, bajándole el perfil o al menos atenuando a los factores que dieron comienzo al horror que comenzaba. Esto fue en plena conversación en radio Universidad de Chile, con el sociólogo Manuel Antonio Garretón.

En efecto, la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos y la Asociación de Funcionarios y Funcionarias de Culturas (Anfucap) adhirieron a las organizaciones que exigen la salida del asesor presidencial encargado de la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado, considerada uno de los ejes políticos del Gobierno.

Desde la mencionada agrupación señalaron lo siguiente: “Nos parece gravísimo que se relativice e incluso se justifique el Golpe de Estado de 1973 y se separe de los horrores cometidos por la dictadura militar”.

Agregaron que “Es inaceptable que se relativice el Golpe, los crímenes de lesa humanidad de la dictadura comenzaron el mismo 11 de septiembre. Todo adquiere mayor gravedad ya que estas expresiones son de quien está a cargo de la conmemoración de los 50 años por parte del gobierno”, exigiendo al mismo tiempo la renuncia de Fernández.

Al parecer lo que está quedando en evidencia son al menos dos cosas: el Gobierno no sabe elegir a sus representantes o bien los representantes no son quienes dicen ser. Es insólito, por decir lo menos, que el encargado de esta conmemoración sostenga unas declaraciones para su sector político, cada vez más ambiguo y al mismo tiempo evidente.