Por fin una buena noticia para Colo Colo: no perdió

Luego de su eliminación de la Copa Libertadores, y de recibir cinco goles en la derrota con la Unión Española, el equipo de Gustavo Quinteros rescató un empate en su visita a Everton, en un partido más que discreto.

Por MATÍAS ALCÁNTARA

Luego de otra extrañísima decisión tomada por la concesionaria que rige los destinos de Colo Colo, que comunicó que no se está haciendo cargo de la remuneración de Matías Zaldivia mientras se encuentre lesionado (un verdadero autogol directivo), el equipo de Gustavo Quinteros visitó a Everton con una nueva polémica extradeportiva, pero que perfectamente podría repercutir en el desempeño del equipo.

Porque los jugadores -de no solucionarse el conflicto- además de sentir empatía hacia un compañero desamparado por la institución, perdieron esa seguridad que brindan los equipos serios en situaciones de lesión. ¿Ahora trancarán de la misma manera sabiendo que cualquier impedimento físico los podría dejar en el aire? Probablemente sí, porque son profesionales, pero la disposición para enfrentar los partidos podría ser distinta.

Al menos en el gol de Everton se advirtió desidia en los jugadores de Colo Colo, que primero permitieron el envío de un centro sin ofrecer resistencia y luego ninguno de los tres futbolistas que podrían haber intervenido incomodaron al paraguayo González, que abrió la cuenta con golpe de cabeza (30`).

A esas alturas el gol era merecido para los locales, que jugaron su primer partido de muchos sin Maxi Cerato, delantero que se perderá el resto de la temporada y parte de la siguiente por un corte de ligamentos cruzados. Lejos el jugador más desequilibrante de los viñamarinos. 

Colo Colo, por su parte, ofrecía muy poco más de lo que exhibía con Gualberto Jara. En otras palabras, la mano de Gustavo Quinteros todavía no se aprecia. Por eso el empate logrado en el complemento ayuda a no sumar más derrotas, más problemas a los que abundan en el Monumental. Porque para los albos -en su situación actual- un punto vale oro.

Bolados aprovechó un rebote para sorprender a Johnny Herrera, en la primera llegada seria de Colo Colo en el partido (54`). Y por supuesto, como ha sido la tónica del año, no generó mucho más. Minutos más tarde el goleador abandonó la cancha por lesión, seguramente más que preocupado por la posibilidad de lamentar problemas mayores y por ende seguir el mismo camino que la concesionaria le trazó a Saldivia.

El aporte de Bolados más la entrega de Costa fueron los puntos destacados en un Colo Colo que jugó verdaderamente como subcolista y no como la historia de la institución lo exige.

Everton tal vez mereció algo más, pero jamás pudo salir de la mediocridad del partido, por lo que el empate terminó pareciendo lo más justo. Lo cierto es que si Colo Colo sigue sumando problemas fuera de la cancha -más los que partido a partido evidencia dentro del terreno-, el fantasma del descenso se asomará con frecuencia en el Monumental. 

PORMENORES:

Estadio Sausalito de Viña del Mar.

Árbitro: Cristian Garay.

Everton (1): J. Herrera; B. San Juan, S. Pereira, C. Suárez, D. Zúñiga; R. Echeverría, B. Rivera, A. Madrid (80′, C. Lobos), F. Saavedra (63′, M. S. Pol); J. Cuevas, W. González. DT: Javier Torrente.

Colo Colo (1): B. Cortés; O. Opazo, F. Campos, J. M. Insaurralde, B. Véjar (70′, C. Carmona); C. Fuentes (45′, B. Provoste), G. Suazo; L. Valencia; M. Bolados (58′, R. De la Fuente), E. Paredes (70′, L. Arriagada), G. Costa. DT: Gustavo Quinteros.

Goles: 1-0: 30′, González (E); 1-1: 54′, Bolados (CC).

Tarjetas amarillas: Zúñiga (E); Insaurralde, Arriagada, Carmona y Costa (CC).