Por la sequía: en Estados Unidos acuerdan racionar agua del río Colorado

Cuarenta millones de personas se benefician de las aguas del torrente, que entregará menos líquido durante los próximos tres años, por culpa del cambio climático.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Los estados del oeste de Estados Unidos llegaron a un acuerdo para racionar y restringir la cantidad de agua que toman del menguante río Colorado, amenazado por un cuarto de siglo de sequía y el empeoramiento de las condiciones climáticas.

El plan llega luego de años de agrias disputas, en las que los estados se negaron a ceder terreno, incluso cuando el curso del agua llegó a un punto crítico, amenazando el suministro de agua potable para 40 millones de personas y poniendo en peligro la generación de electricidad en toda la región.

Según la propuesta, el gobierno federal pagará 1.200 millones de dólares a los distritos hídricos, tribus indígenas y ciudades de California, Nevada y Arizona para que utilicen menos agua durante los próximos tres años.

Las reducciones disminuirán la cantidad de agua extraída del otrora caudaloso Colorado en alrededor del 13% de toda el agua que suministra.

“Todo el oeste estadounidense está en primera línea del cambio climático: debemos trabajar juntos para hacer frente a esta crisis y a los extremos climáticos entre sequías e inundaciones”, apuntó el gobernador de California, Gavin Newsom.

Añadió que “California ha dado un paso adelante para hacer recortes significativos en el uso del agua y ahora, esta asociación histórica entre California y otros estados de la cuenca baja ayudará a mantener el suministro de agua para millones de ciudadanos mientras trabajamos juntos para asegurar la sostenibilidad a largo plazo del sistema del Río Colorado en las próximas décadas”

El presidente Joe Biden elogió el acuerdo, y aseveró que se trata de “un importante paso en nuestros esfuerzos por proteger la estabilidad del sistema del Río Colorado frente al cambio climático y las condiciones históricas de sequía”.