¿Por qué se pone lento tu internet? Algunos consejos prácticos para solucionarlo

Es indispensable en estos días, ya que podemos trabajar, comunicarnos o sencillamente entretenernos un rato. Pero cuando éste no funciona bien, nos complica la vida.

Por CRISTIÁN CARRIÓN / Foto: ARCHIVO

En la era digital actual, una conexión a internet fluida es esencial para nuestras actividades diarias, ya sea trabajar, estudiar, entretenernos o simplemente mantenernos conectados con el mundo. Sin embargo, a veces experimentamos esa molesta lentitud que nos saca de quicio y nos hace perder un valioso tiempo.

Las causas de un internet lento pueden ser diversas, desde factores externos hasta problemas con nuestro propio equipo. Entre las más comunes encontramos:

-Interferencia de señal. Otros dispositivos electrónicos como hornos microondas, teléfonos inalámbricos, dispositivos bluetooth o incluso routers cercanos pueden debilitar la señal de wifi.

-Distancia al router. Cuanto más lejos estés del router, más débil será la señal, lo que puede provocar lentitud o desconexiones intermitentes.

-Router antiguo o desactualizado. Un router viejo o con software desactualizado puede no ser capaz de manejar la demanda actual de internet.

-Exceso de dispositivos conectados. Si hay demasiados dispositivos intentando conectarse al mismo tiempo, la red puede saturarse y la velocidad se verá afectada.

-Obstrucciones físicas. Paredes gruesas, muebles grandes o incluso espejos con recubrimiento metálico pueden bloquear o degradar la señal de wifi.

-Ladrones de wifi. Personas ajenas a tu hogar que se conectan a tu red sin tu consentimiento pueden consumir ancho de banda y ralentizar la conexión.

Afortunadamente, hay una variedad de métodos que se puede usar para aumentar la velocidad de su conexión a internet.

-Reinicia el router. Apaga el router, espera unos segundos y luego vuelve a encenderlo. Un simple reinicio puede resolver muchos problemas temporales.

-Reubica el router. Coloca el router en un lugar central de tu casa y en una posición elevada, lejos de objetos metálicos, electrodomésticos grandes o paredes gruesas.

-Elimina obstáculos. Asegúrate de que no haya elementos físicos que bloqueen la señal entre el router y los dispositivos que se conectan a él.

-Limita la cantidad de dispositivos conectados. Desconecta los dispositivos que no estés utilizando para liberar ancho de banda para los que realmente necesitas.

-Utiliza un repetidor o extensor de wifi. Si tu casa es grande y la señal del router no llega a todas las áreas, puedes instalar un repetidor o extensor wifi para ampliar la cobertura.

-Optimiza la configuración de los dispositivos. Asegúrate de que tus dispositivos estén configurados correctamente para conectarse a la red wifi.

-Actualiza el firmware del router. Los fabricantes suelen lanzar actualizaciones de firmware que corrigen errores y mejoran el rendimiento del router.

-Cambia tu contraseña de wifi. Si sospechas que alguien está robando tu wifi, cambia la contraseña por una segura y compártela sólo con las personas de confianza.

Recuerda que, si tienes una buena conexión a internet, podrás disfrutar al máximo de tus actividades en línea. No permitas que la lentitud te impida avanzar.