UC

Premio al esfuerzo de la UC

Cuando parecía que la Católica se quedaba con las manos vacías, pese a ganar 2-1 al Inter de Porto Alegre, un gol de Gremio -que empató con América de Cali en el minuto 100- le permitió a los cruzados clasificar a la Copa Sudamericana.

Por MATÍAS ALCÁNTARA

El premio que consiguieron los dirigidos por Ariel Holan tiene un tremendo valor, y no sólo en lo económico, sino que principalmente en lo ánimico para afrontar los últimos meses del año. Luego de perder la punta en el Torneo Nacional -aunque la UC tiene un partido y medio menos que los líderes- la clasificación a la Sudamericana seguramente sevirá mucho en San Carlos de Apoquindo.

Más allá del buen trabajo de la Universidad Católica en su último partido de la fase de grupos de la Copa Libertadores, independiente de que el Inter no utilizó a todos sus titulares, se rescata que el cuadro chileno compitió de igual a igual ante un equipo de jerarquía, que si bien controló las acciones buena parte del encuentro, no fue capaz de demostrar en las cifras la supremasía que exhibía en la cancha. Sin ir más lejos, antes de la mano de Pinares en área propia -que provocó un penal y la posterior aperura de la cuenta- era la UC la que había estado más cerca de anotar el primer gol, pero el travesaño lo impidió. 

Inter arrancó el encuentro con mucha intensidad, obligando a Católica a jugar con un par de marchas más arriba de lo que habitualmente muestra en la competencia local. Por eso fue importante para la UC aguantar el ritmo, presionar y luchar las pelotas como si fueran las últimas.

En esa labor la figura de Católica -no sólo ante el Inter sino que de toda la participación en la Libertadores- Fernando Zampedri, batalló como nadie ganándose incluso la molestia de los rivales por su excesiva entrega. Fue clave al anotar inmediatamente el empate, gracias a un remate de fuera del área que se desvió en la trayectoria dejando sin chances a Marcelo Lomba.

El Inter no alcanzó a administrar la ventaja, ni Católica a desdesperarse con el gol en contra. Irse al descanso con el marcador igualado fue más que importante para los precordilleranos, ya que el objetivo parecía no estar tan lejos.

En la reanudación una buena noticia se transformó rápidamente en el principio de una pesadilla para Católica, porque en el partido que se jugaba paralalemte un penal desperdiciado por Gremio terminó en gol de América de Cali, porque en la contracarga el defensor Kannemann cabeceó en dirección a su propio arco. La UC dependía de que los colombianos no ganaran en Porto Alegre.

Pero esa era harina de otro costal, porque lo que realmente importaba era dejar los tres puntos en Santiago para recién ahí esperar que la clasificación cayera desde el cielo disfrazada de milagro. Y Católica cumplió. Sus jugadores encontraron un merercido premio al dejarlo todo en la cancha, como Valber Huerta que extremó recursos para sacar una pelota de la línea, o Edson Puch que corrió prácticamente todo el terreno para servir de obtáculo a un remate que tenía mucha pinta de gol. 

Y si bien la UC no fue un equipo que acorralara al Inter, el amor propio de los once jugadores -porque Ariel Holan no hizo modificaciones- le permitó desnivelar con otro esfuerzo de Puch para recuperar, y una acrobacia de Zampedri para dibujar un golazo de chilena, un tanto que llegó en el minuto 90 y que le dio vida a Católica, que hasta ese instante todavía estaba quedando sin pan ni pedazo.

El esfuerzo valió, y mucho, porque en Brasil el partido todavía no finalizaba. De hecho se extendió más de la cuenta por la torpe expulsión del argentino Kannemann (el mismo del autogol). Y en la típica última pelota que va al área, un defensor colombiano cometió una mano que fue sancionada como penal, ejecutado con éxito en el minuto 100 y que fue celebrado en San Carlos de Apoquindo como tanto propio. Un gol que le permite a Católica seguir en la agenda internacional.

PORMENORES:

Estadio San Carlos de Apoquindo

Árbitro: Mauro Vigeliano (ARG).

U. Católica (2): UC 2: M. Dituro; R. Rebolledo, G. Lanaro, V. Huerta, A. Parot; I. Saavedra, J. P. Fuenzalida, C. Pinares; G. Lezcano, F. Zampedri, E. Puch. DT: Ariel Holan.

Internacional (1): Marcelo Lomba; Rodinei, Víctor Cuesta, Rodrigo Moledo, Uendel; Nonato (72′, Galhardo), D. Musto, Peglow (56′, Marcos Gilherme), D’Alessandro (72′, Praxedes); Pottker (56′, Edenilson), Yuri Alberto. DT: Eduardo Coudet.

Goles: 0-1: 24′, D’Alessandro, de penal (I); 1-1: 25′, Zampedri (UC); 2-1, 90′, Zampedri (UC). 

Tarjetas amarillas: Pinares, Huerta, Zampedri, Parot, Fuenzalida y Holan (UC); Cuesta, D’Alessandro, Rodinei y Jussa (I). 

Revisa los mejores pasajes del partido:

https://www.youtube.com/watch?v=13OrIvGI12k
Equipos clasificados a la segunda fase de la Copa Sudamericana.