Preocupa la salud de Joe Biden

Según los analistas, el presidente de Estados Unidos presenta síntomas asociados a la demencia senil.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Fotos: SHUTTERSTOCK y PRESIDENCIA EEUU

La salud del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, es motivo de preocupación después de que se le viera pidiendo indicaciones en su propio jardín, a un jardinero que este mes cumple cinco décadas en la Casa Blanca y que ya supera los 70 años.

Biden, de 79, y la primera dama, Jill Biden, habían asistido a una ceremonia de plantación de árboles en honor del jardinero Dale Haney cuando ocurrió el incidente.

El presidente estaba flanqueado por su equipo de seguridad durante el acto celebrado en el jardín sur, pero parecía perdido mientras intentaba regresar a la Casa Blanca. En las imágenes que circulan por Twitter se le ve detenerse antes de preguntar a su equipo: “¿Adónde vamos?”. Su equipo de seguridad le indica la dirección correcta, pero él les dice que quería ir por el otro lado.

Hace unos días, en Pittsburgh, Biden se detuvo a hablar con los periodistas, pero en lugar de responder a sus preguntas, los interrogó sobre una serie de temas, incluyendo el derecho al aborto. Además, llamó “niño” a un periodista mientras instaba a otro a “educarse”.

Antes, en la ONU, giró inicialmente a la derecha para salir antes de levantar la mano y tener una rápida charla con su equipo, aparentemente preguntando por las direcciones. A continuación, se dio la vuelta y salió por el otro costado del escenario…

Algunos sugieren que todo esto indica que la salud del anciano presidente está en un avanzado estado de deterioro, y que sus síntomas corresponden a los de la demencia senil.

Dale Haney, el jardinero de la Casa Blanca, lleva ya 50 años en el puesto.

Mientras, el jardinero Dale Haney, quien ha visto a diez presidentes sentarse en la Sala Oval en sus 50 años y que ha sido el responsable de cuidar a sus plantas, y a muchas de sus mascotas, solamente le sonrió al presidente y le dijo qué camino seguir.

La principal responsabilidad de Haney es cuidar el extenso césped, los coloridos jardines de flores, los cientos de árboles, los miles de arbustos y el floreciente huerto de las siete hectáreas de propiedad que rodean la Casa Blanca. También elige cada año el árbol de Navidad oficial y ya ha elegido el abeto de este año, procedente de una granja de Pensilvania.

A Haney se le ve a menudo paseando a “Commander”, el pastor alemán del presidente Biden, y hasta corriendo por los jardines para alcanzarlo.