Presidente Boric presentó el proyecto de ley que crea la Defensoría de Víctimas

La iniciativa busca reemplazar a la Corporación de Asistencia Judicial y sus puntos clave son la asistencia a una asesoría jurídica, un sistema de resolución colaborativa de conflictos y un mecanismo integral de atención de víctimas.

Por EL ÁGORA / Foto: PRESIDENCIA

El Presidente de la República, Gabriel Boric, presentó este martes el proyecto de ley que crea el Servicio Nacional de Acceso a la Justicia y Defensoría de Víctimas, iniciativa que para el Gobierno es fundamental en la agenda de seguridad.

En la instancia estvieron presentes los ministros de Interior y de Justicia, Carolina Tohá y Luis Cordero, respectivamente.

Cordero señaló que el proyecto busca «establecer un servicio público descentralizado sometido a la supervigilancia del Ministerio de Justicia estructurado sobre la base de 16 direcciones regionales». Añadió que «en algún sentido se supera el modelo que actualmente existe de la asistencia legal basado en la Corporación de Asistencia Judicial (CAJ)».

El ministro valoró el trabajo que ha desarrollado la CAJ, pero comentó que «la demanda de nuevas atenciones y particularmente la posición de las víctimas, exige un sistema algo más eficiente desde el punto de vista del diseño institucional y del rol que le corresponde al Estado en ello».

El proyecto de ley firmado por el Presidente Boric este martes se afirma en tres ejes centrales, con la idea de mejorar el trabajo con las víctimas:

-La asistencia a una asesoría jurídica en general, pero también especializada en ámbitos tan diversos como la niñez, adultos mayores, la defensoría laboral y en materia de derechos humanos.

-Establece un sistema de resolución colaborativa de conflictos incluyendo la mediación, una experiencia que por más de dos décadas ha sido exitosa en materia de familia y que resulta razonable extenderlo a otros ámbitos con el propósito de congestionar el sistema judicial.

-Establecerá un mecanismo integral de atención de víctimas, en particular en el caso de delitos violentos.

Sobre este último punto, el ministro de Justicia indicó que «habitualmente las víctimas suponen acciones en tres ámbitos: el primero en el ejercicio de la acción penal, el segundo en la atención psicosocial y el tercero en el de la información».

Aclaró que «las víctimas, contrariamente a lo que muchos creen, no sólo reclaman la intervención de la acción penal por parte del Estado, especialmente requieren de oportuna atención psicosocial, que alguien efectivamente las acompañe, que pregunte la situación en la que se encuentran y que oriente de alguna u otra manera la forma y modo de abordar la tragedia que acaban de haber enfrentado».

Además de ello, explicó el ministro, es importante que las víctimas reciban «información actualizada y permanente, de ahí que uno de los aspectos clave del desarrollo de este proyecto tenga que ver con el modelo de gestión de información y de atención de casos».