Presidente Boric señala que se cumplieron los protocolos en enfrentamiento donde murió delincuente

El hecho ocurrió en la comuna de La Florida, registrándose tres carabineros heridos, un sujeto muerto y otro detenido. Los dos antisociales tenían prontuario.

Por EL ÁGORA / Foto: ATON

«Sobre procedimiento en La Florida, apenas aterricé en Arica hablé con el general Yáñez para imponerme de los detalles. Tenemos tres carabineros heridos (fuera de riesgo vital), un delincuente muerto y uno detenido. Según me informan, se cumplió con todos los protocolos. Estamos juntos!», señaló esta tarde el Presidente Gabriel Boric en su cuenta de Twitter.

El mandatario se refirió así al enfrentamiento a tiros ocurrido este miércoles en la comuna de La Florida.

Los policías heridos, internados en el Hospital de Carabineros, son un sargento primero que sufrió un impacto en su codo derecho y una fractura expuesta de húmero derecho; un sargento segundo que recibió el disparo en su antebrazo izquierdo, y un cabo primero que acusa una lesión en su mano izquierda.

De acuerdo a las primera informaciones, el hecho ocurrió cuando los carabineros llegaron hasta la calle General Arriagada, tras una denuncia de porte de arma de fuego. En ese momento, los antisociales dispararon y luego se parapetaron en un departamento del sector. Finalmente, uno de ellos murió y el otro fue detenido.

«Carabineros y todas las instituciones del Estado seguiremos combatiendo al narco y al crimen organizado en todos los espacios, no les daremos tregua. La delincuencia no nace de la noche a la mañana y hoy estamos haciendo lo que durante demasiado tiempo se dejó de hacer», manifestó Boric en redes sociales.

«Espero que todos, sin oportunismo de ningún tipo, se sumen a ésta que es una causa nacional. No es por el gobierno, ni una encuesta, es por Chile y su pueblo qué combatiremos en todos los frentes a la delincuencia. No será fácil, pero esta batalla la vamos a ganar», indicó finalmente.

Posteriormente se informó que el sujeto que falleció, tenía 23 años y contaba con antecedentes policiales por daños simples, estafa y porte de arma en 2017, y por robo con intimidación cometido en 2018. El que fue detenido, de 22 años, y que será formalizado este jueves por delito de homicidio frustrado, mantenía antecedentes por porte de arma cortante o punzante en 2017, robo en lugar habitado cometido en 2019, lesiones menos graves y maltrato de obra a Carabineros en 2019.

En tanto, la ministra de Interior, Carolina Tohá, tras participar en la Comisión de Constitución del Senado, indicó que en base a los primeros reportes, el procedimiento «se ajusta» al reglamento de uso de la fuerza que el Gobierno propuso ante el Congreso y que ha sido criticado por la oposición. Recordemos que dicha iniciativa apunta a regular el actuar policial y de las Fuerzas Armadas ante eventos como el despliegue de los militares de la frontera o la ley Naín-Retamal.

“Bajo el concepto de reglas de uso de la fuerza que está previsto en el proyecto, con los datos preliminares que tenemos -hay que recordar que estos son primeros antecedentes de un hecho-, ésta es una intervención que se ajusta plenamente a las reglas del uso de la fuerza, no es en lo más mínimo cuestionable desde el punto de vista de ese proyecto», señaló.

Añadió que “lo que es importante es que la persona que quedó en el inmueble fue detenida y ahora ciertamente tendrá que hacerse la investigación del caso, respecto a la operación de droga que se encontraba, pero más importante aún a la agresión que fueron parte funcionarios policiales en el cumplimiento de su deber”.

A su vez, el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, manifestó que «esto es un llamado para decir que aquellos que se atreven, hoy día van a enfrentar el uso de las armas por parte de Carabineros. Vamos a usar todos los medios, las herramientas, los elementos que el Estado nos ha entregado, para defendernos y defender a la comunidad».

Añadió que «nuestros carabineros están permanentemente preparándose, están muy claros de lo que enfrentan todos los días. Ésta es una profesión que tiene riesgos asociados, y lo sabemos desde el minuto que juramos a la bandera, de rendir nuestra vida si fuese necesario». «Ojalá eso no ocurriera nunca, pero estamos enfrentando una delincuencia que, claramente, tiene un poder de fuego, es mucho más violenta. Y en ese sentido, hemos aumentado nuestras capacidades de, primero que todo, andar bien equipados, y segundo, de poder repeler las agresiones cuando de estas sean víctimas nuestros carabineros», finalizó.