Presidente Boric y los incidentes del clásico U-UC: «Que no entren nunca más a una cancha»

El presidente Boric, la jefa de Estadio Seguro Pamela Venegas, el delegado presidencial Humberto Toro y el gerente de Competiciones de la ANFP Yamal Rajab hablaron sobre el hecho.

Por EL ÁGORA / Foto: PHOTOSPORT

El partido entre Universidad de Chile y Universidad Católica en el estadio Alcaldesa Ester Roa Rebolledo, de Concepción, se suspendió debido a incidentes que se generaron desde la tribuna principal.

El encuentro se suspendió a los 31 minutos, debido a bengalas y bombas de ruido que cayeron cerca de la banca de suplentes, donde un camarógrafo de TNT Sports y el cuarto árbitro, Diego Flores, fueron los más afectados.

Tras ese hecho delictual, el Presidente Gabriel Boric afirmó en su cuenta de Twitter que «no vamos a dejar que un grupo pequeño de delincuentes se tome los estadios a costa de la gran mayoría que acude a ver un espectáculo en paz y alegría. Vamos a identificar y hacer caer todo el peso de la ley a los que provocaron esto y espero no vuelvan a entrar a una cancha».

En zona mixta diversas autoridades se refirieron al hecho. La jefa de Estadio Seguro, Pamela Venegas, señaló que «hay incumplimientos graves del club organizador. Caerá todo el rigor de la ley contra estas personas. Los heridos no sólo son hinchas, hay trabajadores, guardias, carabineros».

También el delegado presidencial, Humberto Toro, manifestó que lo que ocurrió «es grave» y además, dijo que «nosotros haremos toda la persecución penal y detener a estos vándalos. No es fácil ir a Santiago para ver a su club y estos grupos de personas impiden que otros pueden ver un partido».

Agregó que «tuvimos que abrir incluso el cuarto piso para hacer ingresar algunos adultos mayores que estaban sufriendo con la situación. Dado eso, se ha tomado la decisión de suspender el partido. Se ha comunicado al club, al árbitro».

«Nosotros vamos a hacer todo lo que es la persecución penal con aquellos vándalos que ingresaron a los bandejones, que rompieron no sólo las barreras antes de ingresar, sino que también ingresaron a las salas del cuarto piso, que es donde estaban las directivas de la Universidad de Chile», advirtió.

Toro también mencionó que «se aplicará todo el rigor de la ley a partir de las imágenes que tenemos, y toda la información que tenemos para hacer persecución penal, y detener a estos vándalos que han impedido el derecho legítimo de que la hinchada de Universidad de Chile hubiera podido disfrutar del partido».

Por otro lado, el gerente de Competiciones de la ANFP, Yamal Rajab, aseveró que «nos reunimos con el comité de crisis, Carabineros y árbitros y no hay garantías (de seguir jugando el partido). Es una lástima».

«Esta gente se representa a sí misma, no al club ni al fútbol. Se hace un tremendo esfuerzo para venir y terminamos con trabajadores heridos. Camarógrafos, el cuarto árbitro que no está en condiciones de seguir. La pirotecnia caía en la cancha, se dieron los avisos, pero un puñado llegó hasta la tribuna y apuntó a la gente con fuegos artificiales», cerró.