Profesor acusado de destruir el Metro fue detenido por acto de vandalismo

Junto a cuatro personas, dos hombres y dos mujeres, fue sorprendido rayando las paredes de la tradicional iglesia de San Francisco, recientemente pintada dentro del plan de refacción del eje Providencia-Alameda.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO ATON

Roberto Campos Weiss, profesor de matemáticas quien fue imputado por daños a torniquetes en la estación de Metro San Joaquín durante el Estallido Social de octubre de 2019, siendo invocada en su contra la Ley de Seguridad del Estado (LSE), lo que implicó que estuviera en prisión preventiva por 56 días, fue detenido por Carabineros tras ser sorprendido, en horas de la noche, rayando la iglesia San Francisco.

Carabineros de la Primera Comisaría de Santiago fue alertado de la presencia de cinco personas, tres hombres y dos mujeres, ataviados con ropa oscura, que se encontraban rayando las paredes del recinto religioso que dan hacia la Avenida Bernardo O´Higgins.

Al llegar la policía al lugar, los sujetos intentaron escapar corriendo, siendo detenidos a la altura del Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM).

La iglesia San Francisco está declarada patrimonio cultural, y había sido refaccionado hace algunos días, siendo parte del proyecto de recuperación de fachadas en el eje Alameda-Providencia. Un programa que estaba a cargo de la Corporación de Desarrollo Territorial y Turismo de la Región Metropolitana, y al que se le habían destinado 540 millones de pesos.

Por el delito de daño agravado, está fijada la audiencia de juicio oral para las 9.00 horas del próximo 4 de mayo, en el Sexto Tribunal Oral en lo Penal de Santiago.

En la acusación, el Ministerio Público solicitó que Roberto Campos sea condenado a una pena de tres años de presidio menor en su grado medio y al pago de una multa de 11 unidades tributarias mensuales.

En tanto, esta mañana Roberto Campos pasó a control de detención en el Centro de Justicia, y posteriormente fue formalizado por la Fiscalía Centro Norte bajo el delito de daño en monumento nacional, donde se decretó arresto domiciliario total. Hay que recordar que sobre el pesa la medidida cautelar de arraigo nacional por su participación en los destrozos del Metro.
Se decretó un plazo de investigación de 90 días y junto a él sólo se formalizó a Marcela Torrealba Mancilla, quien quedó con arresto domiciliario nocturno, mientras que las otras tres personas detenidas no fueron consideradas autoras del delito.