Proyecto 40 horas avanza en el Senado: ¿qué falta para reducir la jornada laboral?

La iniciativa recibió luz verde ayer en la Comisión de Trabajo, con lo que se inició su segundo trámite legislativo.

Por EL ÁGORA / Foto: AGENCIAUNO

Un nuevo paso dio este miércoles el proyecto de ley que rebaja la jornada laboral de 45 a 40 horas semanales que desde 2017 se discute en el Congreso, pero que recién se reactivó tras la aprobación unánime en la Comisión de Trabajo del Senado, iniciándose así su segundo trámite legislativo.

Dicho cambio, que es parte del texto que despachó la Cámara de Diputados en 2019, señala que, en el artículo 22 del Código del Trabajo, se sustituye “en su inciso primero la palabra ‘cuarenta y cinco’ por ‘cuarenta’”.

La iniciativa cuenta con el respaldo del Gobierno que celebró la aprobación: «Este es un momento muy importante que, sin duda, constituye un paso fundamental en la modernización de las relaciones laborales» dijo la ministra del Trabajo, Jeanette Jara en el Congreso.

A su vez, el presidente de la instancia, el senador Evópoli Luciano Cruz-Coke, comentó que «esperamos ir avanzando durante las próximas semanas en esta votación. Hemos abierto unánimemente la votación; ese es un buen signo en momentos en los cuales el país no puede estar atrincherado en veredas políticas distintas».

Pero, ¿qué falta para que la propuesta legislativa se convierta en ley?

En las próximas semanas continuará la votación del proyecto y las indicaciones ingresadas por el Ejecutivo, las que, además de reducir la jornada laboral ordinaria de 45 a 40 horas, proponen también extender los alcances de esta medida a la mayor parte de las categorías de jornadas contenidas en el Código del Trabajo.

Ello implica, según el Mensaje Presidencial, «abordar las jornadas especiales, como es el caso de trabajadoras de casa particular o choferes y auxiliares de locomoción colectiva interurbana, entre otros».

Junto con eso, se discutirá la gradualidad con que deba aplicarse la norma en caso de ser aprobada. El Gobierno propone que sea en un plazo de 5 años, es decir, que la primera rebaja, de 45 a 44 horas, sea al primer año de publicada la ley en el Diario Oficial. La segunda rebaja, a 42 horas semanales, se efectuará a partir del tercer año, mientras que la reducción a 40 horas ocurrirá al quinto año de publicada la ley.

Una vez que se discutan todas las indicaciones, incluidas aquellas que presenten los parlamentarios, la comisión de Trabajo volverá a votar, aunque esta vez en particular cada uno de los artículos e incisos. Tras ello, el proyecto pasará a la Sala del Senado para su votación.

En la eventualidad de que el proyecto sufra modificaciones respecto de lo que aprobó la Cámara de Diputados -tal como se avizora-, deberá avanzar hacia un tercer trámite legislativo para que los diputados ratifiquen las enmiendas que probablemente haga el Senado.

Una vez que eso ocurra, podrá ser promulgado por el Presidente de la República, publicado en el Diario Oficial y que empiece a regir como nueva norma del Código del Trabajo.