Puch guió a Católica a su primera victoria

Con una buena cuota de sufrimiento, la UC debutó ganando 2-1 en su visita a Coquimbo, equipo que rozó el empate. Con los tantos del juvenil Diego Valencia, el cuadro de Quinteros comenzó con el pie derecho la defensa de la corona.

Si Católica pudiera sostener la intensidad con la que jugó buena parte del primer tiempo sería no sólo un cuadro candidato al título, sino que también permitiría soñar con una buena Copa Libertadores. Pero la UC no mantuvo el mismo nivel en el complemento, donde se vio ampliamente superada por Coquimbo.

Esa excelente media hora, especialmente a partir del minuto diez de partido, fue suficiente para que el equipo de Quinteros estableciera la diferencia, con jugadores inspirados que acompañaron a un sobresaliente Edson Puch, que con un par de jugadas demostró que está a un nivel superior a lo que se acostumbra en el fútbol chileno.

Durante los primeros minutos la UC cedió la iniciativa a los locales, esperando en su campo, hasta que comenzó a presionar algunos metros más arriba y consiguió hacer daño, con Edson Puch como autor intelectual de los ataques. Primero el iquiqueño dejó sólo a Valencia para que el juvenil pudiera anotar su primer gol oficial como profesional (´14), y luego, después de dejar a un par de rivales en el camino, impulsó el balón al corazón del área para el que propio reemplazante del lesionado Sáez marcara su segundo tanto de la noche (22´).

Hasta ahí parecía que Católica tendría una faena tranquila, pero finalmente Coquimbo se transformó en un hueso duro de roer, especialmente a partir del descuento con un hermoso gol olímpico de Jaime Soto (´38), que contó con cierta complicidad del arquero Dituro.   

Los locales crecieron en el complemento, envalentonados con un marcador estrecho que perfectamente pudieron igualar. Abrieron la cancha con Soto y Pedro Muñoz, que por momentos se convirtió en una pesadilla para la defensa cruzada, pero con poca efectividad frente al arco, porque oportunidades tuvo. Dituro fue importante en algunas contenciones, lo que de cierta forma ayudó para que enmendara su error en el gol Pirata.

Mientras eso ocurría Católica prácticamente se olvidó de pasar al campo adversario, más bien se preocupó de ajustar las piezas del fondo, enrocando a sus sobrepasados laterales. Intentó contragolpear, pero no tuvo precisión en los balonazos. Ya en los últimos minutos, y con un Coquimbo jugado, la UC estuvo cerca de estirar el marcador, pero finalmente no dio con el arco, aunque los ingresos de Munder y Pinares le otorgaron al equipo mayor control del balón.

La Católica consiguió partir con el pie derecho un torneo que defiende, pero dejó ciertas dudas que Quinteros deberá resolver de cara a los desafíos que se avencinan. Tuvo serios problemas defensivos, especialmente por la bandas, y sufrió para cortar los inicios de los avances piratas, lo respalda el requerimiento del volante de corte que pidió el entrenador.

De todas maneras Católica sumó tres puntos como visitante, objetivo la mayoría de las veces esquivo en la última temporada. Mientras que Coquimbo, que no contó con Mauricio Pinilla, su principal contratación, demostró que en casa será un rival fuerte y que tiene materia prima para al menos permanecer en la categoría.

Pormenores

Estadio Francisco Sánchez Rumoroso

Público: 14.029 espectadores controlados

Árbitro: Francisco Gilabert

Coquimbo Unido (1): M. Cano; J. Soto, S. Silva, D. Oyarzún, S. Cabrera; F. Cornejo, M. Yedro, S. Galani; R. Farfán (71’, F. Cardozo), J. Doldán  (77’, C. Canío), P. Muñoz (90’+4’, C. Zavala).

DT: Patricio Graff.

U. Católica (2): M. Dituro; S. Magnasco, B. Kuscevic, V. Huerta, R. Rebolledo (59’, C. Pinares); J. Carreño, L. Aued; J. P. Fuenzalida, D. Buonanotte (86’, C. Lobos), E. Puch; D. Valencia (74’, C. Munder).

DT: Gustavo Quinteros.

Goles: 0-1: 14’, Valencia (UC); 0-2: 22’, Valencia (UC); 1-2: 38’, Soto (COQ).

Tarjetas amarillas: Oyarzún (COQ); Fuenzalida y Carreño (UC).

Tarjeta roja: 87’, Cabrera (COQ).