Raúl Cárcamo, campeón en la década del 50: “Los jugadores eran más habilidosos”

El único sobreviviente del plantel de Unión Española campeón en 1951, Raúl Cárcamo, dio detalles de su periplo por el fútbol chileno, el cual contaba con la presencia de jugadores de categoría mundial como el argentino José Manuel Moreno y del mítico delantero nacional Leonel Sánchez. 

Por NICOLÁS BRAVO

No son muchos los futbolistas de la década del 50 que aún gozan de vida en la actualidad. Uno de ellos es el ex volante de Unión Española, Palestino y Universidad de Chile, Raúl Cárcamo, quien a sus 91 años nos contó detalles y anécdotas de su trayectoria en el fútbol chileno y de la suerte que tuvo al jugar en la misma cancha con futbolistas de la categoría de José Manuel Moreno, Atilio Cremaschi y Leonel Sánchez. 

“Yo soy de Corral, cerquita de Valdivia. De allí me llevaron a Concepción, ahí jugué por el Lord Cochrane en el 50, y ese año me fueron a contratar varios clubes, entre ellos la Unión Española. Llegué el 51 cuando Unión Española estaba décimo en la tabla de colocaciones”, contó Cárcamo sobre sus inicios. 

Para el ex jugador hispano, en aquella época, el fútbol chileno “tuvo un remezón tremendo” por la aparición de jugadores de “primera calidad”. “En esa época jugaba José Manuel Moreno en la Católica. Después estaba Manuel Muñoz de Colo-Colo que para mí es el mejor jugador chileno que he visto en mi vida. Eran épocas extraordinarias en el fútbol chileno”, relató. 

Además de ser campeón con Unión en el 51, Cárcamo también fue parte del Palestino campeón de 1955, y posteriormente fue contratado por la Universidad de Chile, donde fue testigo de los inicios de los históricos miembros del “Ballet Azul”, Carlos Campos y Leonel Sánchez. 

“Jugué en Palestino y salí campeón el 55 pero no de titular (…) En la U estuve dos años. Jugué con Carlos Campos y Leonel Sánchez, ellos estaban recién empezando. Leonel Sánchez debutó conmigo en Primera División contra Rangers (…) era cosa seria Leonel (en referencia al fuerte carácter del ex delantero azul)”. 

Pese a su pasado en los universitarios, Cárcamo reconoció ser hincha de Colo-Colo. “De chiquitito. Y no quise ir a Colo-Colo porque me dijeron que ahí hacían la cama y el presidente del Lord Cochrane era español, así que me vendió a la Unión Española en vez de Colo-Colo”, expresó. 

Sin embargo, Cárcamo describió que su estadía en Unión Española fue “lo mejor que le pudo pasar en la vida”. 

Sobre el actual presente del club de colonia, Cárcamo manifestó que “en este momento en un equipo de cabros jóvenes que de repente juegan bien, y de repente juegan muy mal. Es un equipo muy disparejo para su juego, pero tiene elementos bastante promisorios”. 

Al ser consultado respecto a la principal diferencia del fútbol chileno actual con el de antaño, el ex volante fue claro asegurando que en sus tiempos “los jugadores en general eran más habilidosos”. “Ahora los defectos que yo veo en los partidos de fútbol es que el jugador no alcanza a recibir la pelota cuando ya la está tocando, y en vez de ir hacia adelante mira hacia su arco. Eso es lo que no puedo entender”, agregó. 

Por último, Cárcamo contó las razones de por qué se retiró tempranamente del fútbol en 1956 cuando solo tenía 26 años. “Me retiré porque estaba agotado. Entré a trabajar al Banco de Crédito en el 53, entrenaba martes, miércoles, jueves y viernes. El sábado jugaba por el banco y el domingo jugaba en Primera División. Entonces me agotó esa cuestión. En esa época había muchos jugadores que hacían eso, no había el profesionalismo que hay ahora”, concluyó.