Relator de fútbol evitó cárcel tras llegar a salida alternativa por violencia doméstica

Alberto Jesús López, conocido como el “Trovador del Gol”, quedó con prohibición absoluta de acercarse a su esposa y al hijo que ambos tienen en común, además de otras cautelares.

Por EL ÁGORA / Foto: ATON

Alberto Jesús López, más conocido como el “Trovador del gol” por sus relatos de fútbol, tras lograr una salida alternativa al juicio que se llevaba adelante por violencia doméstica, quedó con prohibición absoluta de acercarse a las víctimas, en este caso su ex cónyuge, y el hijo de ambos.

López, además de mantenerse lejos de ellos físicamente, tampoco puede contactarlos por vía telefónica, redes sociales o medios escritos. Ni siquiera puede dar ‘likes’ a las fotos de las víctimas.

Durante esta jornada el Tribunal Oral en lo Penal de Santiago realizó el juicio en contra de Alberto Jesús López, quien había sido acusado por diversos hechos de violencia en contra de su ex pareja e hijo.

El relator de fútbol fue formalizado en 2020 por maltrato habitual y lesiones menos graves, contra su ex esposa, Rossana Sánchez, de nacionalidad paraguaya, y el hijo en común de ambos.

Dichos episodios de violencia intrafamiliar se habrían producido desde el 2005 en adelante, según dio a conocer en la audiencia el Ministerio Público.

Así, el juicio comenzó a las 09:00 horas. Inicialmente, se esperaba que durara cinco días, pero López logró llegar a una salida alternativa de suspensión condicional. Dicho acuerdo fue ofrecido por la Fiscalía Centro Norte, y contó con el acuerdo tanto de López como de la víctima, quien estuvo presente en la audiencia.

Según explicó la fiscal María José Viveros de la Fiscalía de Género y VIF Centro Norte, dicha salida alternativa se obtuvo “toda vez que se cumplía con los requisitos legales, principalmente que el imputado no tenía antecedentes penales”.

López quedó también obligado a someterse a una evaluación y tratamiento de control de impulsos, que debe hacer en el Centro de Salud Mental (Cosam) de la comuna de su residencia.

Además, el comunicador deberá autorizar “en un plazo de 30 días el cuidado personal del hijo en común a su madre y autorizar a que el menor salga del país de manera indefinida”.

De acuerdo a la persecutora, estas condiciones se deben mantener por dos años a contar del día del juicio. Asimismo, “si es formalizado por cualquier delito, o no cumple con los acuerdos, la suspensión se revoca y se sigue con el juicio como se hubiera hecho inicialmente”.