Repudian dichos de diputada Cordero por senadora Campillai: “Ella no es totalmente ciega”

Reacciones de rechazo desde todos los sectores se registraron luego de las aseveraciones de la parlamentaria integrante de la bancada de Renovación Nacional en la Cámara Baja.

Por EL ÁGORA / Foto: ATON

«Ninguna diferencia política ni la necesidad de salir en los medios, puede justificar tanta maldad», manifestó el senador del Partido Socialista, Fidel Espinoza, al referirse a los dichos de la diputado María Luisa Cordero sobre la senadora Fabiola Campillai, reflejando el sentir transversal de sus colegas legisladores.

La diputada Cordero, que alguna vez fue denunciada por vender licencias falsas en su calidad de médico, señaló en el programa “Sentido Común”, de radio El Conquistador, que la senadora Campillai «tiene un ojo bueno, no es totalmente ciega», agregando que «tiene un ojo que le funciona y el otro día un cabro la pilló hablando por celular en un pasillo, le tomó una foto y la subió a las redes. Ella no es ciega total».

Aunque está claro que uno puede hablar por celular sin necesidad de ver, la diputada Cordero, muy asidua a los comentarios fuera de tono y polémicos, olvida que Fabiola Campillai recibió en su rostro el impacto total de una bomba lacrimógena durante el pasado 26 de octubre de 2019, se dirigía con su hermana Ana María a un paradero de en San Bernardo para tomar un bus de acercamiento a su trabajo en la empresa Carozzi, siendo una víctima de represión policial tras el 18/O de forma accidental.

El golpe le provocó fracturas en el rostro y cráneo, además de la pérdida completa de la visión en ambos ojos.

Durante la jornada de este miércoles, la propia legisladora agradeció entre lágrimas el apoyo de sus pares del Senado: «Les agradezco este apoyo que hoy me están dando, de verdad que no entiendo cómo una persona trabajadora del área de la salud profesional, sicóloga (en rigor, es siquiatra), no entiende lo que está haciendo hoy».

Incluso, el Presidente de la República, Gabriel Boric, manifestó su repudio a las palabras de Cordero, indicando en su cuenta de Twitter: «Todo mi apoyo a la senadora Campillai ante las ofensas revictimizadoras de la diputada de ultraderecha Cordero. Acabo de hablar con ella y dentro del dolor me dijo que estaba agradecida también del apoyo transversal en el Senado. No permitamos el negacionismo ante violaciones a los DDHH».

Desde el propio sector político de Cordero, la senadora de Renovación Nacional Paulina Núñez indicó que le da vergüenza «que forme parte de la bancada de diputados de Renovación Nacional».

La ministra del Interior, Carolina Tohá, señaló a su vez que «ella cuenta con nuestra solidaridad y nuestro apoyo. Realmente la diputada Cordero no está en condiciones, ni siquiera a la altura para insultar a la senadora, y no sólo a ella, sino que hoy mucha gente se siente insultada por estas declaraciones».

El presidente del Senado, Juan Antonio Coloma (UDI), declaró que la corporación tiene la «obligación moral de respaldar a la senadora Campillai», ante los dichos de la diputada Cordero, agregando que pediría al senador Francisco Huenchumilla «redactar algo en esta línea, siendo reflejo de lo inaceptable que resulta este tipo de expresiones, que no hacen sino violentar el sentido del entendimiento en el país y relativizar temas que son extraordinariamente severos».

«Quiero condenar este ataque innecesario de una parlamentaria diputada a una senadora que todo el país sabe cómo ha sufrido», expresó el senador del Partido Socialista, Fidel Espinoza. «Ninguna diferencia política ni la necesidad de salir en los medios, puede justificar tanta maldad», apuntó.

La senadora demócrata cristiana Yasna Provoste dijo que, además de respaldar la solicitud del oficio a la Comisión de Ética, que “creo que es importante un pronunciamiento de la sala del Senado respecto de los hechos que han sido dados a conocer sobre la diputada Cordero». “Son dichos violentos, revictimizantes contra un miembro de nuestra bancada, una senadora que es víctima de violación a los DD.HH., hechos que fueron demostrados judicialmente».