Resumen 2016: Portugal y Leicester por fin en la cima

Aunque timbró su sello de calidad en Inglaterra 1966, al rematar tercero con un Eusebio deslumbrante, siempre se esperó que diera el gran salto. Casi lo logró en la Eurocopa 2004, cuando increíblemente perdió como local la final frente a la tosca Grecia.

Se pensó entonces que nunca superaría su trauma de segundón. Inesperadamente este año, cuando nadie daba un peso por un equipo al que Cristiano Ronaldo nunca le había podido sacar trote, Portugal derrotó en la final a Francia y logró su primera corona adulta.

Otra sorpresa del fútbol mundial. Más que Portugal, incluso. Porque por el modesto Leicester de la millonaria Premier League nadie hubiese apostado a comienzos de temporada.

En medio de gigantes como los dos Manchester, Chelsea, Liverpool, Arsenal y Tottenham Hotspur, la oncena dirigida por Claudio Rainieri demostró que a veces la tortilla sí se vuelve. Con un grupo de semidesconocidos, el entrenador italiano armó una escuadra colectivamente sólida y mentalmente imbatible.

Soportó el asedio de los favoritos a lo largo de las 38 interminables del torneo inglés y terminó dando el golpe a la cátedra. Además, aportó a un goleador de fuste, Jamie Vardy, a la selección de Inglaterra.