Robert Downey revela que consumía drogas desde los ocho años

La estrella de “Iron Man” explica su lucha contra las sustancias controladas en un documental de Netflix.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: NETFLIX

Robert Downey Junior, uno de los mejores actores del mundo y referencia del cine para jóvenes y viejos, confesó que creció en medio de un ambiente dominado por las drogas y en el que, pese a resistirse, finalmente sucumbió desde que era un niño.

Su propio padre, Robert Downey Sr., quien falleció en julio de 2021, consumía cocaína y marihuana, entre otras sustancias. “Siempre supe lo que ocurría en ese sótano”, confidencia en el documental que acaba de estrenar Netflix, “Sr.”.

Dice que ya a los ocho años “alterábamos nuestra conciencia con sustancias. Yo sólo jugaba a un juego de querer apaciguarme a mí mismo, o de seguir colocado, antes de aceptar el hecho de que las cosas se habían salido de madre. Sinceramente, y más que otra cosa, lo recuerdo y pienso ‘es impresionante que de ahí pudiera salir una película terminada’. Sin embargo, eso no consiguió detener a los Downey”.

Su padre consiguió salir del mundo de las drogas gracias a su matrimonio con Laura Ernst, en 1991, a pesar de que ella falleciese tres años después por esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Aquel fue un punto de inflexión para el intérprete de Iron Man: “Aunque me llevó otros 20 años volver a ser persona, tú y Laura os convertisteis en un punto de estabilidad”, señala dirigiéndose a su padre.

Después de enviudar, su padre no recayó en las drogas: “Cuando la perdiste, y seguiste limpio, y yo seguía por ahí fuera, me decías que tenía que seguir en este planeta y no rendirme. No eras exactamente un hombre sin karma. No vamos a jugar con la verdad aquí. Pero aquello fue una cosa súper importante”, prosigue el actor.

Bajo la dirección de Chris Smith, Robert Downey Sr. se codea con su hijo para sacar a la luz su oscuro pasado. Downey Sr. fue un popular actor que participó en largometrajes de éxito como “Boogie Nights”.

El documental, que también sirve como despedida de su padre, se estrena -al menos en Estados Unidos- este viernes 2 de diciembre.