Roland Garros: Carlos Alcaraz ganó el duelo de gigantes

En el partido más esperado del año, el español se impuso al flamante número uno del mundo, el italiano Jannik Sinner, por 2-6, 6-3,  3-6, 6-4 y 6-3 y accedió a la final del Grand Slam parisino.

Por SERGIO RIED / Foto: AGENCIAS

Tras un comienzo inusual en el que Carlos Alcaraz (3°) recién vino a ganar su servicio cuando estaba 4-0 abajo, el italiano Jannik Sinner, ahora número uno del mundo, tras el retiro de Novak Djiokovic, se adjudicó el primer set de manera rotunda por un contundente 6-2, en sólo 34 minutos.

Manejando los tiempos, con su derecha causando estragos en un confundido Alcaraz y su habitual contundencia en el saque, Sinner tomó la delantera en una verdadera final anticipada de la esperada confrontación entre las dos grandes estrellas del circuito.

Pero las cosas no iban a seguir tan fáciles para el italiano, ya que el rival que saltó al court Phillipe Chartier en la segunda manga fue uno totalmente diferente. Sólido con su servicio, atacando con golpes profundos a ambos lados, Carlitos revirtió la situación y le aplicó casi la misma dosis que él sufrió en la etapa inicial, llevándose el set por 6-3.

La tercera etapa, tal como se esperaba, fue una guerra de nervios, con ambos contendores acusando calambres en el antebrazo y tomándose todo el tiempo posible para servir y con el italiano recibiendo atención del kinesiólogo.

Curiosamente, esto afectó más al español, que aflojó la presión y pareció salirse del partido, lo que aprovechó el número uno del mundo para llevarse un nuevo 6-3 en esta tercera etapa.

EL RETORNO

Si el tercer set fue algo flojo, en el cuarto volvieron a aparecer los verdaderos Sinner y Alcaraz, demostrando el porqué ambos son dos de los mejores tenistas del mundo, regalando lo mejor de su repertorio.

Sirviendo con gran efectividad, pegando fuerte desde el fondo y sobre todo con el temple necesario para estas instancias de una semifinal de Grand Slam. Sin quiebres de servicio, se llegó al décimo game, donde Sinner mostró su única flaqueza, cuando con su saque y ganando 30-0, terminó siendo quebrado y perdiendo la etapa 6-4.

Con las sensaciones positivas de la manga anterior, el murciano comenzó la etapa decisiva a todo vapor, quebrando de entrada, para tomar una ventaja de 3-0 y luego, con su saque, un 4-1  y 5-2, para cerrar el set y el partido por 6-3, en 4 horas y 9 minutos, sellando su paso a la final, donde enfrentará, el próximo domingo, al alemán Alexander Zverev (4°), quien derrotó en la otra semifinal al noruego Casper Rudd (7°) (ver nota aparte).