Roland Garros entra en tierra derecha

El Grand Slam parisino sobre arcilla, ya tiene a los 16 jugadores que irán por la corona de los mosqueteros.

Por SERGIO RIED / Foto: AGENCIAS

Entre lluvias que se ensañaron con París, para dificultar el normal desarrollo de la cita cumbre del tenis en canchas de polvo de ladrillo, resultados sorpresivos, aparición de nuevas estrellas, pataletas de algunos connotados y la muerte anunciada del 14 veces campeón en el glorioso templo del Bois de Boulogne, Rafael Nadal, se llega a los octavos de final de la edición número 133 de los Internacionales de Tenis de Francia.

Si bien cada torneo alrededor del mundo tiene su dosis de chubascos que obligan a alterar el programa de partidos, ésta del cielo parisino, se ensañó con el tenis. Días completos en los que sólo se pudo jugar en los estadios con techo retráctil, Phillip Chartier y Suzanne Lenglen, partidos que comenzaban a las 11 de la mañana y terminaban pasada la medianoche y jornadas completas pasadas por agua, fueron la tónica de esta primera semanas en la Porte d’Auteuil.

Pero aún así, se llegó a la instancia en que los 16 mejores tenistas, varones y damas, llegaron a la curva final que definirá quienes se quedarán con la apetecida corona de París.

LOS 16 DE LA FAMA

En varones, tal como se esperaba, el número uno del mundo, Novak Djokovic (foto principal), aunque caminó por la cornisa ante el italiano Lorenzo Musetti (30º), lidera el lote por la parte alta del cuadro y, el dos, el italiano Yannick Sinner, lo hace por la parte inferior.

De los otros «top 10», sólo el ruso Andrey Rublev (6º), eliminado con escándalo de su parte, por el joven de San Remo, Matteo Arnaldi (38º), faltó a la cita de los 16 elegidos para ir por el título.

Los únicos “infiltrados” en la exclusiva lista son el argentino Francisco Cerúndolo (23º) y el controvertido francés, verdugo de Jarry, Corentin Moutet (79º).

Ahora sólo falta saber quién se ceñirá la corona el próximo domingo.