Rusia: Senado prohíbe el cambio de sexo

La norma busca impedir que el país sucumba ante la “ideología antifamiliar de Occidente”, señala el texto aprobado.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

El Senado de Rusia aprobó de forma unánime una ley que prohíbe el cambio de sexo, tanto en el quirófano como en los documentos de identidad, por lo que el marco legal fue enviado a la firma de Vladimir Putin.

La medida es muy criticada por la comunidad transexual rusa, que además sufre otro tipo de discriminaciones en el país.

La presidenta de la cámara alta, Valentina Matviyenko, aseguró que, pese a las críticas, la ley ha recibido “muchas” reacciones de respaldo en países europeos, aunque no especificó cuáles. La ley ya había sido aprobada por unanimidad la pasada semana por la Duma o Cámara baja, cuyo presidente, Viacheslav Volodin, la consideró una medida que busca evitar la “degeneración” de la sociedad rusa.

La ley se enmarca en la campaña del Kremlin por defender lo que llama “valores tradicionales” del país, y prohíbe expresamente las “intervenciones médicas cuyo fin sea cambiar el sexo de una persona”, así como los cambios de sexo en los documentos oficiales y los registros públicos.

La única excepción será en casos cuyo objetivo sea tratar anomalías congénitas, enfermedades genéticas y endocrinas, y solo tras ser analizadas por una comisión médica.

La ley también anula los matrimonios en los que una de las partes haya “cambiado de género” e impide a personas trans convertirse en padres adoptivos, tutores o fideicomisarios. La ley, dicen los legisladores, quiere evitar que Rusia sea penetrada por “la ideología antifamiliar occidental”.

En los últimos cinco años, más de 2.700 rusos cambiaron de sexo en sus documentos, lo que condujo a casi 200 matrimonios. Los transexuales rusos no sólo temen un endurecimiento de la persecución por parte de las autoridades, sino también para muchos ahora la única salida viable es el exilio.