Sacheen Littlefeather: murió la activista indígena que rechazó el Oscar de Marlon Brando

A los 75 años dejó de existir la actriz y activista que en 1973 acudió a la entrega de los premios de la Academia enviada por Marlon Brando y rechazó el Oscar que éste ganó por “El Padrino”. En agosto, Hollywood se disculpó por el trato que ella recibió en la ocasión.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

En agosto pasado, Sacheen Littlefeather había aceptado las disculpas que la Academia de Hollywood le entregó por el trato recibido en 1973, con ocasión de la ceremonia de entrega de los premios cinematográficos y en la que la actriz y activista indígena acudió, en nombre de Marlon Brando, ganador del Oscar por “El Padrino” y dio lo que se estima el primer discurso político en la instancia, rechazando el galardón por el maltrato que sufren en las películas los nativos americanos.

Este lunes, Sacheen Littlefeather, que sufría desde 2017 de cáncer de mama, falleció a los 75 años de edad.

Littlefeather, por ese entonces de 26 años, acudió vestida con un atuendo indígena y pronunció un discurso relativo al maltrato de la industria de Hollywood hacia los nativos americanos, fue también criticada en ese momento de leyendas como Raquel Welch, Clint Eastwood y Michael Caine por haber interrumpido la ceremonia.

En la ocasión Littlefeather le señaló brevemente a la audiencia «que (Brando) lamentablemente no podía aceptar este premio tan generoso».

«Y las razones detrás de esto son el trato que la industria cinematográfica y la televisión dan hoy a los nativos americanos en las películas”, agregó, haciendo, además, referencia a acontecimientos recientes en Wounded Knee», donde se produjo un enfrentamiento violento entre agentes federales e indígenas en un lugar de gran importancia para el pueblo sioux.

En 2020, Littlefeather le dijo a la BBC que inmediatamente después del discurso tuvo que abandonar el escenario con dos guardias de seguridad.

Pero, contó, «fue algo muy bueno» ya que el actor John Wayne —icono del western —, estaba detrás del escenario, escoltado por seis hombres de seguridad y quería sacarla él mismo del lugar. «Estaba furioso con Marlon y conmigo».