Santiago 2023: tres chilenos avanzan a las finales y se retira un campeón

Michael Martínez clasificó para la final de C1 1.000 metros y la pareja de Fernanda Iracheta y Maira Toro disputará el oro en K2 500 metros. Mientras, el brasileño Isquias Queiroz, tres veces medallista olímpico, anunció que estos serán sus últimos Panamericanos.

Por EL ÁGORA / Foto: SANTIAGO 2023

En laguna de San Pedro de la Paz, en la Región del Biobío, tres chilenos se destacaron el la competencia de canotaje logrando avanzar a las finales de los Juegos Panamericanos.

En la prueba de C1 1.000 metros, Michael Martínez ocupó el segundo lugar en las semifinales con un crono de 4 minutos 40 segundos y 0 décimas, detrás del colombiano Sergio David (4.03.80) y superando al venezolano Edward Paredes (4.06.88) y al mexicano Rigoberto Camilo (4.07.38), quienes clasificaron a la final del próximo sábado por la mañana.

Mientras, en la modalidad K2 500 metros, la dupla chilena de Fernanda Iracheta y Maira Toro se instaló en la final que se disputará también el sábado, con un tiempo de 1.58.63. Primeras terminaron las colombianas Diexe Molina y Tatiana Muñoz (1.50.93) y segundas las estadounidenses Elena Wolgamot y Katriana Swetish (1.51.15). Cuartas clasificaron a la final las venezolanas Mara Guerrero y Yovelin Canache (2.01.08).

Recordemos que el miércoles clasificaron a las finales María José Maillard, en C1 200 metros femenino; Ysumi Orellana (foto principal), en K1 500m femenino, y la dupla de Marcelo Godoy y Camilo Valdés, en K2 500m masculino.

El brasileño Isquias Queiroz, sin duda en canoísta de más prestigio presente en estos Panamericanos.

SE RETIRA UN ASTRO

Destacaron en la jornada las declaraciones del brasileño Isquias Queiroz, triple medallista olímpico en Río de Janiero 2016 (dos platas y un bronce), oro en Tokio 2020, multicampeón mundial, con dos oros y una plata en los Panamericanos de Toronto 2015 y una presea dorada en los de Lima 2019.
Este jueves comenzó con el pie derecho, clasificándose a la final ganando la semifibnal de C1 1.000 metros masculino, en una apretada definición con el cubano José Ramón Pelier.
Tras la carrera, Queiroz reconoció que la mayoría de sus compañeros brasileños están enfocados en los Juegos Olímpicos de París 2024, pero él quería estar en Chile «porque creo que estos van a ser los últimos Panamericanos de mi carrera, Y quería disfrutar de este momento. Estoy muy feliz de haber ganado esta eliminatoria y ojalá me pueda quedar con la medalla de oro, aunque va a estar muy duro».
El brasileño tiene 29 años y y ya está pensando en el retiro y explica la razón: «Mi vida fue siempre el canotaje, cien por ciento al deporte, tengo 18 medallas en mundiales, cuatro olímpicas, y nunca pude disfrutar mucho de mi familia, de mi esposa, de mi hijo(…) Ya tengo todo lo que quería, y esta modalidad de 1.000 metros es muy agotadora. Llega el momento en que hay que saber decir basta, y yo creo que París 2024 es un buen momento. Quizás como entrenador pueda seguir».
Finalmente, alabó las condiciones de las instalaciones panamericanas: «Todo está muy bien, una buena pista, un buen nivel. Ahora sólo hay que disfrutar de la carrera, lo que en realidad tampoco puedo hacer mucho porque es muy desgastante».