Sargento de Ejercito fue declarado culpable de apremios ilegítimos durante el estallido

El hecho ocurrió en Concepción, en octubre de 2019, cuando el uniformado Héctor Herrera Villa le disparó sin motivos a un manifestante, hiriéndolo en una pierna.

Por EL ÁGORA / Foto: ATON

Héctor Herrera Villa, sargento de Ejército, fue condenado por apremios ilegítimos, tras disparar, el 22 de octubre de 2019, a un joven que participaba en las protestas en Concepción durante lo que se denominó el “estallido social”.

Registros del incidente demostraron que el uniformado le disparó en las piernas sin motivo al joven, toda vez que este en ningún momento lo había atacado. El hecho ocurrió en el sector Remodelación Paicaví de Concepción, luego que entrara en vigencia el toque de queda, fijado para las 18.00 horas.

Las imágenes mostraban al baleado acercándose a personal del Ejército. De pronto, uno de ellos le grita “¡al suelo, mierda…!”, pero al ver que el manifestante no hacía caso Héctor Herrera Villa le percutó disparos que lo derribaron inmediatamente.

El uniformado pasó a control de detención bajo los cargos de apremios ilegítimos y fue el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Concepción el que dictó la condena en contra del sargento del Ejército.

En resolución unánime, el Tribunal acreditó tanto la ocurrencia del delito como la participación culpable del acusado, fundada en las pruebas entregadas por el Ministerio Público y los acusadores particulares.

El fiscal para causas de Derechos Humanos, Nelson Vigueras, indicó que fue un “hecho que causó gran conmoción, tuvo bastante connotación pública amén de la circulación de dos videos a escasas horas de ocurrido el hecho, lo que nos permitió junto con la prueba de cargo demostrar la existencia del delito de apremios ilegítimos”.