Seis extranjeros en el fútbol chileno: ¿paro de futbolistas o un acuerdo de última hora?

La ANFP no pierde las esperanzas de revertir la medida adoptada por el Consejo de Presidentes: clave será la posición de Huachipato, Universidad de Chile y Ñublense, que se abstuvieron en la votación. El Sifup decide el martes si hay paralización.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Foto: AGENCIAUNO

Mientras el Sindicato de Futbolistas Profesionales prepara una asamblea extraordinaria a realizarse este martes para decidir si hacen efectivo un paro que detenga el inicio del torneo, el tema de los seis extranjeros ratificado por el Consejo de Presidentes de la ANFP podría tener un vuelco si se produce la huelga.

Luego de confirmado este jueves el cambio en las bases del campeonato de primera división, adoptado en diciembre pasado, el anuncio de un posible paro de futbolistas convocado por el Sifup provocó una crisis no menor entre los clubes.

Recordemos que el directorio de la ANFP y el Sifup habían llegado a un acuerdo que pudiera frenar el descontento de los futbolistas y que, a la vez, dejara satisfechos a los clubes que postulan sumar un sexto extranjero. Éste era que se pudiera contratar seis foráneos (algunos ya lo hicieron), pero que sólo podían estar cinco en cancha al mismo tiempo.

Este acuerdo fue rechazado por un voto en el Consejo de Presidentes de Clubes, con el impulso de Everton (foto principal), cuyos propietarios son mexicanos, y Audax Italiano y Unión La Calera, clubes que pertenecen al empresario y representante de jugadores, Christian Bragarnik, argentino con propiedad de equipos en su país, México, Chile y España. A todos ellos, por cierto, no les importa para nada el desarrollo del fútbol chileno y menos el futuro de las selecciones nacionales, sino sólo su modelo de negocios.

Este viernes, en tanto, se conoció el nombre de quien acusan como responsable mayoritario de mantener la medida de los seis extranjeros: Victoriano Cerda, presidente de Huachipato, quien se abstuvo en la votación, al igual que los representantes de Universidad de Chile y Ñublense.

El malestar surge luego de conocerse que Cerda y el presidente de Cruzados, Juan Tagle, integraron la comisión que postuló el acuerdo con el Sifup antes mencionado, sin embargo, mientras el timonel de la UC votó a favor de la solución al conflicto, el de Huachipato se abstuvo, siendo su voto decisivo para no revertir el cambio en las bases.

De acuerdo a El Mercurio, votaron a favor del acuerdo Colo Colo, Universidad Católica, Unión Española, Cobreloa, Cobresal, Deportes Iquique, Palestino, Coquimbo Unido, Deportes Copiapó y O’Higgins.

Ahora, ante el inminente llamado a un nuevo Consejo de Presidentes, en la ANFP mantienen la fe en hacer cambiar de opinión a Michael Clark, presidente de Azul Azul, y con cuyo voto podría destrabarse la crisis.

LA VOZ DEL SINDICATO

«Nuestra asamblea se reúne el martes, pero el paro es inminente”, señaló a su vez este viernes el presidente del Sifup, Gamadiel García, quien comentó que serán los capitanes los que votarán.

«Nosotros no habíamos llamado a asamblea de futbolistas, pero es el Consejo de Presidentes el que está generando esta situación, la que es extrema, que lamentablemente tenemos que involucrar a nuestros asociados y a la que no queremos llegar, pero son ellos (los dirigentes) los que pueden revertir esta situación».

En la oportunidad, el dirigente gremial de los futbolistas denunció que «hay jugadores que nos informaron que han querido pautearlos. Hay notas de prensa que buscan desestabilizar este movimiento gremial, pero entendemos lo que buscan y nos sentimos afectados. Los jugadores saben que esto no es un capricho, sino que es para mejorar la actividad y eso es lo que buscamos hace mucho tiempo».