Serie Premios Oscar (parte 7): Los seis empates que registra la historia

La regla general es que los Oscar tienen un solo ganador por categoría, pero ha habido excepciones.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Fotos: ARCHIVO

Las ceremonias de entrega de los premios que otorga la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas estadounidense desde 1929, ha tenido grandes momentos y curiosidades de todo tipo, como que en seis ocasiones se haya optado por compartir a los ganadores de alguna categoría.

En 1932, cuando todavía la competencia estaba en pañales (la primera entrega fue en 1929) y las reglas no eran tan claras, uno de los nominados a mejor actor estaba solamente a un voto del ganador, por lo que se decidió declarar el primer empate entre Fredric March y Wallace Beery.

March, cuyo nombre real era Ernest Frederick McIntyre Bickel, venció por “El Hombre y el Monstruo”, basado en la novela “El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde”, de Robert Louis Stevenson. Y repitió en 1946 con “Los mejores años de nuestra vida”, todo un clásico. Recibió otras tres nominaciones.

Beery, quien era el segundo, fue reconocido por su trabajo en “El campeón”, filme que trata sobre un boxeador alcohólico y acabado que intenta recomponer su vida por el bien de su hijo pequeño (interpretado por Jackie Cooper). También había sido nominado en 1930 por “El presidio”.

Fredic March protagonizó, en 1932, uno de los escasos empates en la entrega de la estatuilla.

El segundo empate se dio casi dos décadas después, en 1950, entre “A chance to live” (“Una oportunidad para vivir”) y “So much for so little” (“Tanto por tan poco”), en la foto principal, premiados por Mejor Cortometraje Documental.

El primero, que forma parte de la serie The March of Time, trata de la creación y gestión por parte del sacerdote John Patrick Carroll Abbing de un hogar para niños en la Italia de posguerra.

El segundo, el primer corto animado en ganar un Oscar, fue creación de uno de los grandes de la industria: Chuck Jones, pero fue el productor Edward Selzer quien recibió los honores.

La historia relata la vida del pequeño Johnny Jones, quien nacerá el año próximo y se proyecta hasta una edad madura y saludable, gracias a los esfuerzos de los funcionarios de salud pública de Estados Unidos.

En 1987, se produjo un empate con los documentales largos. “Artie Shaw: time is all you’ve got”, sobre el clarinetista Artie Shaw, y “Down and out in America”, que se centraba en la pobreza de Estados Unidos en la década de los ’80.

Y en 1995 se produjo igualdad entre dos cortometrajes: “Franz Kafka’s it’s a wonderful life”, y “LGTB Trevor”.

El primero cuenta en 23 minutos, en modo cómico, cómo el escritor intenta decidir la forma en que se despertará Gregor Samsa en su famoso libro “La metamorfosis”. Kafka se ve constantemente interrumpido por extraños que venden cuchillos, ruido de fiestas, chicas, disfraces y otras extrañas visiones oníricas.

El otro se centra en Trevor, un niño de 13 años que se da cuenta de que es gay. Sus amigos no quieren que les vean cerca de él, sus padres lo ignoran, su cura le acusa de ser un pervertido y su mejor amigo le dice que es una persona débil. Sin nadie que le ofrezca apoyo, Trevor decide suicidarse. Pero una ayuda llega de forma inesperada

El último empate (hasta ahora) se produjo en 2013, cuando dividieron honores por edición de sonido “La noche más oscura” y “007 operación Skyfall”. La estadounidense Karen Baker Landers se impuso por la película de James Bond junto al sueco Per Hallberg, mientras otro sueco, Paul N. J. Ottosson, venció por la película sobre la labor de inteligencia que terminó con la muerte de Osama bin Laden.

Katharine Hepburn, la actriz más galardonada de la historia, debió compartir el premio con Barbra Streisand, en 1969.

Pero el caso más extraño se produjo en 1969, cuando el Oscar para Mejor Actriz recayó en una principiante y en una consagrada: Barbra Streisand y Katharine Hepburn. La joven cantante debutó en el cine a los 26 años, con “Funny girl” (1968), adaptación del musical que ella misma había protagonizado en Broadway en 1964. En la película su galán fue Omar Sharif. Volvió a ser nominada en 1974 por “The way we were”, donde compartió roles con Robert Redford.

Hepburn, en cambio, tenía 61 años cuando filmó “El león en invierno”, que le otorgó su tercer Oscar como mejor actriz. Katharine obtuvo cuatro premios de la Academia (récord absoluto) y un total de 12 nominaciones a mejor actriz (cifra sólo superada por Meryl Streep). Además, nadie ha sido nominada con mayor diferencia de años: su primer Oscar lo obtuvo en 1934 y el último, en 1982. Nada más y nada menos que cinco décadas de gloria.