Sharon Stone lucha contra un tumor

La actriz estadounidense de 64 años deberá someterse a una intervención quirúrgica en el útero.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

La actriz estadounidense Sharon Stone anunció que fue diagnosticada con un “gran tumor fibroide” después de haber obtenido un “diagnóstico erróneo”. La artista que saltó a la fama mundial con su papel protagonista en “Bajos Instintos” y luego fue nominada al Oscar por “Casino”, comunicó en Instagram que espera recuperarse por completo en unas seis semanas.

“Otro diagnóstico erróneo y otro procedimiento incorrecto. Y con doble epidural. Después de que me empeorase el dolor, decidí pedir una segunda opinión: tengo un gran tumor fibroide que debe extirparse”, escribió la actriz en un story publicado en su cuenta, en la que tiene 3,4 millones de seguidores.

De inmediato, Stone empezó a animar a otras mujeres a “obtener una segunda opinión”, después de que fue diagnosticada erróneamente en un principio y tratada incorrectamente, aunque la artista no dijo cuál fue su diagnóstico original ni a qué “procedimiento incorrecto” debió someterse.

“Las mujeres en particular: no se dejen engañar. Pedir una segunda opinión puede salvar tu vida”, escribió, y luego compartió una captura de pantalla de un artículo en el que se afirma que los estudios demuestran que las mujeres son más propensas que los hombres a sufrir diagnósticos erróneos.

De hecho, un estudio descubrió que las mujeres más jóvenes tenían dos veces más probabilidades que los hombres jóvenes de que un experto médico les diera un diagnóstico de salud mental cuando sus síntomas apuntaban más a una enfermedad cardíaca.

Los fibromas uterinos, que casi nunca son cancerosos, son muy comunes y normalmente no causan síntomas. Sin embargo, cuando lo hacen, pueden causar dolor pélvico y sangrado. Las opciones de tratamiento van desde la espera vigilante hasta varios tipos de cirugía.

Esta no es la única complicación médica a la que se ha tenido que enfrentar la actriz. El año pasado reveló en sus memorias “The Beauty of Living Twice” (La belleza de vivir dos veces) que en 2001 le extirparon una serie de tumores benignos de los senos, que la actriz aseguraban eran “gigantescos, más grandes que mi pecho”.

Al despertarse de la operación se encontró con que tenía los “pechos más grandes” que antes, porque -según ella- el cirujano que la operó tomó la decisión de ponerle implantes sin consultárselo previamente.

Ese mismo año, cuando tenía 43, sufrió un derrame cerebral. “Mi madre tuvo un derrame cerebral. Mi abuela tuvo un derrame cerebral. Yo tuve un gran derrame cerebral, y sangrado cerebral durante nueve días”, contó en una entrevista en la revista Variety, en 2019.

Stone reconoció en esa ocasión que sobrevivió de milagro y que tuvo graves secuelas: tartamudeo, problemas para caminar y pérdida de la capacidad de leer. Tardó dos años en recuperar la sensibilidad de la pierna izquierda, la visión y el habla.

“Tuve que rehipotecar mi casa. Perdí todo lo que tenía y mi espacio en el cine. Y yo era como la gran estrella del momento, ¿sabes?”. Sus fans creen que sigue siéndolo.