Siete medidas para combatir la influenza aviar

debe decir: El ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, junto a empresarios de la industria de huevos y de aves, hizo el importante anuncio: “Vamos a generar en las próximas semanas las ayudas en que, por la vía de capital, asistencia técnica y créditos con garantías especiales, los productores puedan recuperarse”.

Por EL ÁGORA / Foto: MINAGRI

A través de una nueva iniciativa público-privada, siete compromisos con la industria de aves y huevos anunció el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, durante una reunión con gremios y servicios públicos para abordar la situación de la influenza aviar en nuestro país.

Entre las medidas destacan un trabajo interministerial para apoyar a productores afectados. “Como ha pedido el presidente Boric hemos comprometido un trabajo interministerial con Corfo para acompañar a la industria y que nadie se sienta solo. Aquí ha habido un número limitado, pero importante de industria afectada y vamos a generar en las próximas semanas las ayudas en que, por la vía de capital, asistencia técnica y créditos con garantías especiales los productores puedan recuperarse para no perder nuestra seguridad estratégica y alimentaria”, detalló el ministro Valenzuela.

En tanto que el presidente de Chilecarnes, Juan Carlos Domínguez, destacó el trabajo del SAG y comentó: “Valoramos enormemente los acuerdos que logramos hoy, los mensajes que está dando el ministro Valenzuela, que probablemente permitirán a los productores que están siendo afectados, una vez solucionado este tema, retomar su estilo de vida y de trabajo”.

A su vez, el presidente de Chilehuevos, Ignacio Correa, se refirió a la situación de la industria local: “Se estima un 4% de baja de producción de huevos por influenza aviar y esperamos no tener más eventos para estabilizarla. Las aves cuando son afectadas, son sacrificadas inmediatamente y los huevos se retiran del mercado, por lo que no existe ningún peligro de que al mercado vaya a llegar un huevo que haya producido un ave contaminada”.

En la misma línea, Juan Carlos Domínguez complementó: “El impacto ha sido bajo, duele el cierre de los mercados, pero era algo esperable. La influenza aviar lleva 2 años en el mundo, ahora nos tocó a nosotros. Ya sabemos cómo actuó en otros países, por tanto, ha ido ocurriendo lo que tenía que ocurrir, un cierre de mercados y posteriormente una apertura paulatina. No hay que bajar la guardia, ésta es una carrera a largo plazo y lo que tenemos que hacer es subir todas las medidas de bioseguridad posible”.

Finalmente, la directora(s) del SAG, Andrea Collao, en la línea del trabajo que está haciendo el Gobierno, indicó que “el énfasis es en dos puntos clave: continuar y reforzar medidas de bioseguridad, mantener a las aves confinadas, que su alimento y bebida estén protegidos y no estén en contacto con aves silvestres, que ya sabemos que fueron las que comenzaron a dispersar el virus. Y dos, énfasis en la denuncia: hoy seguimos necesitando que activen las denuncias, tanto de especies marinas que encuentren en las costas, como de traspatio que se encuentren afectados”.

MEDIDAS

En cuanto a los anuncios, el ministro Esteban Valenzuela reiteró el mensaje de que el consumo de aves y huevos es seguro: “Hay trazabilidad e inocuidad, somos ejemplares a nivel mundial, en el trabajo conjunto del SAG, los ministerios de Salud y Agricultura junto a la seriedad de nuestra industria de carnes blancas, de aves y de huevos”.

El jefe de la cartera del agro también destacó los esfuerzos por abrir de nuevo mercados relevantes para las exportaciones: “Estamos trabajando en abrir el mercado mexicano, hemos llegado a un acuerdo parcial con Estados Unidos, si las cosas van bien, podríamos recuperar en los próximos diez días la capacidad de exportación. Pero seguimos exigiendo reciprocidad, por lo que queremos que los criterios de zonificación para poder exportar sean lo más armonizados por las prácticas internacionales”.

Además, se acordó reforzar las medidas de seguridad: se va a organizar un trabajo conjunto con Senapred, la industria, el SAG, Indap, además de 250 productores medianos y grandes. También se acordó trabajar en la generación de manuales, la actualización de protocolos y el trabajo en terreno en todo Chile.

En cuanto a la generación de una mesa de trabajo en el tema de seguros, se buscará la creación de seguros colectivos para la mediana industria del huevo y de productores de aves.

Por otro lado, las autoridades destacaron el trabajo público privado en la sanitización y el entierro digno de las aves que mueren producto de la influenza aviar. Así, la industria de aves va a seguir contribuyendo con la debida sanitización de aquellos planteles de aves ponedoras que tengan dificultad.

Se buscará crear con el Ministerio de Ciencias, las universidades, la industria y el SAG un consejo del más alto nivel que permita orientar como país para tomar una decisión colegiada respecto al uso de vacunación en la influenza aviar. Se estudiarán las mejores prácticas de otros países y se seguirá explorando esta vía para combatir la gripe aviar, se informó luego de la jornada de trabajo.