Siguiendo señales radiales, hallan exoplaneta potencialmente habitable

Del tamaño de la Tierra, el cuerpo celeste podría contener un campo magnético e incluso una atmósfera, por lo que eventualmente sería portador de vida.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

Astrónomos detectaron una señal de radio repetitiva procedente de un exoplaneta y de la estrella que orbita, situados a unos 12 años luz de la Tierra. La señal sugiere que el planeta, del tamaño de la Tierra, podría tener un campo magnético e, incluso, una atmósfera, por lo que resulta potencialmente habitable y portador de vida.

Los científicos detectaron fuertes ondas de radio procedentes de la estrella YZ Ceti y del exoplaneta rocoso que la orbita, llamado YZ Ceti b, durante las observaciones realizadas con el conjunto de telescopios Karl G. Jansky Very Large Array de Nuevo México. Los investigadores creen que la señal de radio repetitiva fue creada por interacciones entre el campo magnético del planeta y la estrella.

“Vimos el estallido inicial y nos pareció precioso”, afirma en un comunicado Sebastián Pineda, autor principal del estudio e investigador astrofísico de la Universidad de Colorado, en Boulder. “Cuando lo volvimos a ver, fue un gran indicio de que, muy bien, tal vez realmente tenemos algo aquí”, agregó.

“Los campos magnéticos pueden evitar que la atmósfera de un planeta se vea mermada y esencialmente erosionada con el tiempo a medida que las partículas se desprenden de la estrella y lo bombardean”, dijo Pineda.

El campo magnético de la Tierra protege la atmósfera del planeta, que la vida necesita para sobrevivir, desviando las partículas energéticas y el plasma que salen del Sol. El hallazgo de atmósferas en planetas situados fuera de nuestro sistema solar podría indicar la existencia de otros mundos potencialmente capaces de albergar vida.

Según los investigadores, para que las ondas de radio sean detectables en la Tierra, deben ser muy intensas. “Que un planeta sobreviva con atmósfera o no puede depender de si el planeta tiene un campo magnético fuerte o no”, dijo Pineda.

Anteriormente, los investigadores habían detectado campos magnéticos en exoplanetas de tamaño similar a Júpiter, el mayor planeta de nuestro sistema solar. Pero encontrar campos magnéticos en planetas más pequeños como la Tierra es más difícil, porque son esencialmente invisibles.

“Lo que estamos haciendo es buscar una forma de verlos”, afirmó en un comunicado Jackie Villadsen, coautora del estudio y profesora adjunta de Física y Astronomía en la Universidad Bucknell, en Pensilvania.

YZ Ceti b sólo tarda dos días terrestres en completar una única órbita alrededor de su estrella. Mientras tanto, la órbita más corta de nuestro sistema solar es la del planeta Mercurio, que tarda 88 días terrestres en completar una vuelta alrededor del Sol.

Mientras YZ Ceti b gira alrededor de su estrella, el plasma choca con el campo magnético del planeta, rebota e interactúa con el campo magnético de la estrella. Todas estas reacciones energéticas crean y liberan fuertes ondas de radio que pueden detectarse en la Tierra.

Los investigadores creen que YZ Ceti b es el mejor candidato descubierto hasta ahora para un exoplaneta rocoso con campo magnético. “Es muy posible que sea éste. Pero creo que será necesario mucho trabajo de seguimiento antes de que aparezca una confirmación realmente sólida de ondas de radio causadas por un planeta”, afirma Villadsen.

Los nuevos radiotelescopios que se preparan para entrar en funcionamiento durante esta década podrían ayudar a los astrónomos a realizar más detecciones de señales que sugieran la existencia de campos magnéticos, señalaron los investigadores.

“La búsqueda de mundos potencialmente habitables o portadores de vida en otros sistemas solares depende en parte de poder determinar si los exoplanetas rocosos similares a la Tierra tienen realmente campos magnéticos”, concluyó Joe Pesce, director del programa del Observatorio Radioastronómico Nacional.