Sin Piqué ni Shakira, la U armó su primera celebración del torneo

No fue ni el «Barceazul», ni la versión criolla del equipo catalán, pero la U sumó su primera victoria del torneo de Clausura aprovechando la fragilidad de Temuco en el Nacional, en un estreno de temporada como local que, a despecho de la falta de espectacularidad, justificó la celebración de los universitarios.

Después del desastroso estreno en Iquique, la semana fue proverbialmente agitada para la U. Los dichos de Pïzarro, en cuanto a ordenar personalmente el camarín, detonaron la salida de Herrera a responder con dureza para imponer sus jinetas de capitán. Y el último episodio fue un arranque generoso del técnico Hoyos comparando a Jara con el zaguero del Barcelona, Gerard Piqué. Una antesala revuelta tensionaba el ambiente, sin dudas, para lograr un debut positivo en el Nacional.

Entre las suspensiones de «Piqué» Jara y Espinoza, el píntoresco técnico Guillermo Hoyos alineó un equipo sin aspavientos ofensivos, tejiendo al medio una densa telaraña con Schulz y Reyes haciendo las coberturas, mientras Lorenzetti, Ontivero y la Gata Fernández buscaban sin desesperación el área rival. Pero el esquema recién se decantó luego de la prematura y afortunada apertura de la cuenta a los 11′, cuando Matías Rodríguez recuperó un balón casi perdido por la derecha y su centro lo desvió el zaguero Aceval para sorprender al portero Marín.

Más tarde, a los 26′, la U pudo aumentar con un zurdazo de Benegas en el poste derecho, pero luego se instaló un ostensible equilibrio en el juego a causa del mejor ordenamiento de Temuco -a pesar de la ausencia de cuatro titulares- y la confusión en que tendía a caer el precario funcionamiento azul.

Aunque no lograra siempre la eficiencia en el manejo de la pelota, en el primer tiempo la U entregaba la imagen recompuesta de un equipo que apostaba por armarse en el medio, sin caer en la tentación populista que condenó a Becaccece de agregar delanteros para simular un cuadro de «vocación» de ataque a lo Bielsa.

Temuco puso al ex azul Ureña en mediocampo para tener mayor posesión en un segundo tiempo de escaso vuelto, con mayor trajín físico e intenciones que controla y administración prolija del balón. El rival apeló al manejo de Pizarro en vez de la movilidad de Ontivero y más tarde sumó a Ubilla, pero el partido no llegó a prender en intensidad ni voltaje de las emociones.

La tenue presión de Temuco no llegó inquietar al adversario y los azules tampoco extremaron sus afanes para ampliar la ventaja, de modo que el 1-0 fue el signo inalterable de una lucha monocorde y desordenada. Así, en definitiva sin grandes revelaciones tácticas ni propuestas renovadoras, la U hizo lo justo para merecer su primera victoria del torneo y entregar un sedante a los más escépticos e impacientes que juzgan en la cancha y no comparten aquella «fantasía» que barniza el discurso de Hoyos…

PORMENORES

Fecha 2
Torneo de Clausura
Estadio Nacional
Árbitro: Francisco Gilavert

U. DE CHILE: Herrera, Rodríguez, Vilches, Contreras, Beausejour (75′ Ubilla), Schulz, Reyes, Lorenzetti, Fernández, Ontivero (62′ Pizarro), Benegas (86′ Mora).

TEMUCO: Marín, Casanova, Díaz, Aceval, López, Domínguez, González (46′ Ureña), Navarrete, Piña, Canales (72′ Huentelaf) Martínez.

Gol: 11′ autogol Aceval