Sistema frontal: 274 mil hectáreas afectadas y pérdidas por 904 mil millones de pesos

“Los primeros días de septiembre se empiezan a entregar los bonos de recuperación económica y esta semana el Ministerio de Agricultura comienza, una vez más, a distribuir forraje y alimentación a los animales”, informó el ministro de Agricultura.

Por EL ÁGORA / Foto: MINAGRI

Autoridades del Ministerio de Agricultura se reunieron con la directiva de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA) liderada por su presidente Antonio Walker, para dar cuenta de la afectación del último sistema frontal que azotó a la zona centro sur del país.

La estimación realizada por el Centro de Información de Recursos Naturales (Ciren), dependiente de la cartera del agro, es de 274.842 hectáreas afectadas entre las regiones de Valparaíso y Biobío, lo que equivale a una pérdida de $904 mil millones.

El ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, destacó el trabajo interministerial: “Hemos conversado en profundidad con la subsecretaria Javiera Petersen de cómo dinamizamos los créditos Fogape con garantía estatal para la agricultura. El Ministerio de Economía accedió a colocar el sector agrícola como parte importante de este Fogape. Hay datos de 12.500 agricultores que ya lo han usado, pero se necesitan más, ya que las cifras de la afectación a la agricultura, de ambos frentes, incluyendo la de riego, bordes de ríos y bocatomas, se acercan a los 900 millones de dólares”.

El presidente de la SNA, Antonio Walker, señaló que “hemos venido a pedir un financiamiento de emergencia, no un subsidio, sino que financiamiento con garantía estatal. Tenemos el Fogape y el Chile Apoya, que el ministro lo está revisando, estamos viendo el impacto que ha sufrido la agricultura respecto a otros sectores de la economía y también le hemos pedido al ministro que nos ayude a gestionar un Fogape para la agricultura con el objetivo de tener financiamiento para poner de pie a la agricultura. El agricultor no es sujeto de crédito hoy día porque ya tiene sus campos hipotecados y hoy ese mismo campo con el frente de mal tiempo se encuentra dañado”.

Walker continuó con su presentación: “Este segundo sistema frontal ha causado graves daños en los sectores rurales, también en la agricultura chilena, entre los trabajadores agrícolas. Estamos hablando de un daño de más de US$1.000 millones, un diagnóstico bastante compartido con el Ministerio de Agricultura. Aquí tenemos dos objetivos, uno poner la infraestructura hídrica de pie lo antes posible, porque tenemos que regar la última semana de septiembre o si no vamos a aumentar los daños”.

En cuanto al daño para los agricultores, el ministro Valenzuela dijo que “se puede hablar de tres tercios en lo que hemos observado con Ciren y Odepa. Daño duro a la tierra y la producción, también en el riego, en los canales, todo aquello que afecta de manera fundamental y también hay perdida de forraje, de cultivos, daños a parte de la fruticultura y otros directos a la producción”.

Finalmente, Valenzuela se refirió a los plazos para la ayuda: “Los primeros días de septiembre se empiezan a entregar los bonos de recuperación económica y esta semana el Ministerio de Agricultura comienza, una vez más, a distribuir forraje y alimentación a los animales”.