Sospechoso de filtraciones del Pentágono seguirá encarcelado

El joven aviador representa un peligro para la seguridad nacional, determinó un juez federal de Estados Unidos.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

Jack Douglas Teixeira, el miembro de la Guardia Nacional Aérea de Massachusetts y presunto filtrador de documentos secretos del Pentágono, permanecerá en prisión a la espera de juicio, según dictaminó un juez federal, después de que los fiscales argumentaran que suponía un riesgo permanente para la seguridad nacional estadounidense.

Teixeira, un experto informático de 21 años, orquestó supuestamente la filtración de documentos clasificados estadounidenses más dañina de la última década, al publicar en un foro de chat en línea un tesoro de información altamente sensible.

El joven pertenecía al Ala de Inteligencia 102 del cuerpo armado estatal y su identidad fue revelada minutos después de su detención por el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland. En la mañana del 13 de abril, el FBI arrestó a Teixeira en su casa de Dighton, donde vivía con su madre y su padrastro.

El grupo que dirigía Teixeira, denominado Thug Shaker Central, estaba compuesto por entre 20 y 30 personas, en su mayoría hombres jóvenes y adolescentes, que compartían memes y hablaban sobre el amor por las armas y los videojuegos.

Los documentos subidos a internet daban a conocer la preocupación de Estados Unidos por la capacidad militar de Ucrania frente a las fuerzas invasoras rusas y mostraban que Washington había espiado aparentemente a sus aliados Israel y Corea del Sur, entre otros asuntos sensibles.

El viernes, Teixeira llegó a la vista -a la que asistieron su padre y otras personas- esposado y vestido de naranja.

Las “pruebas apoyan la detención”, dijo el juez de instrucción David Hennessy, señalando que “los países extranjeros saben que era desleal a Estados Unidos” y que el acusado “no se preocupaba por nadie más”.

Los fiscales habían argumentado que Teixeira aún podría tener acceso a documentos clasificados y que naciones “hostiles” podrían ayudar a su fuga si salía de prisión, diciendo también que tenía un historial de hacer declaraciones “violentas”.

En noviembre de 2022, Teixeira escribió en las redes sociales que quería “matar a un montón de gente” porque sería “sacrificar a los débiles mentales”.

Los fiscales también dijeron que el aviador pidió consejo a otro usuario sobre qué tipo de rifle sería fácil de manejar desde la parte trasera de un todoterreno. Además, buscó en internet información sobre tiroteos masivos.

El joven poseía “un arsenal virtual de armas, incluyendo rifles de cerrojo, fusiles, armas de estilo AR y AK, y un bazooka”, junto a algunas armas de fuego “a pocos metros de su cama”.

En tanto, el equipo de defensa de Teixeira afirmó que su cliente ya no tenía acceso a material clasificado y que el gobierno estaba exagerando la amenaza que representaba, argumentando que debía ser puesto en libertad bajo custodia de su padre, a la espera del juicio.

El aviador está acusado de “retención y transmisión no autorizada de información de defensa nacional” y de “sustracción y retención no autorizadas de documentos o material clasificado”. En caso de ser declarado culpable, enfrenta penas máximas entre cinco y 10 años de prisión.