Suiza “salva” a Credit Suisse con millonario préstamo

El salvavidas financiero de 54 mil millones de dólares provocó una inmediata alza en las acciones.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

Las acciones de Credit Suisse se dispararon después de que el banco obtuviera un salvavidas de 54 mil millones de dólares del estatal Banco Nacional Suizo, un préstamo de emergencia destinado a apuntalar la confianza de los inversores en el atribulado banco europeo.

Las acciones se habían desplomado el miércoles, provocando la caída de los mercados bursátiles en Estados Unidos y en todo el mundo, en medio de la creciente preocupación por la estabilidad del sistema bancario mundial después de que los reguladores estadounidenses se vieran obligados a rescatar el domingo a Silicon Valley Bank y Signature Bank.

Sin embargo, los problemas de Credit Suisse son distintos de los de los dos bancos estadounidenses. El banco europeo ya se tambaleaba tras una sucesión de escándalos y malas decisiones que varios consejeros delegados no han sabido atajar a lo largo de varios años.

El prestamista también reconoció recientemente que había habido problemas potenciales con la forma en que informó de su situación financiera el año pasado, y sus acciones se desplomaron el miércoles después de que el presidente de su mayor accionista, el Saudi National Bank, dijera que no aumentaría su inversión de casi el 10%.

Pero Credit Suisse encontró un respiro por el momento, después de que a última hora del miércoles dijera que pediría prestados hasta 50 mil millones de francos suizos (unos 54 mil millones de dólares), al Banco Nacional Suizo, después de que el banco central dijera anteriormente que estaba dispuesto a proporcionar apoyo si fuera necesario.

Los problemas de Credit Suisse se producen en un momento en el que las quiebras de Silicon Valley Bank y Signature Bank han suscitado preocupación por la salud financiera del sistema bancario estadounidense, a pesar de las garantías ofrecidas por el presidente Joe Biden y funcionarios de su administración.

La secretaria del Tesoro, Janet Yellen, testificará ante la Comisión de Finanzas del Senado y, según las declaraciones preparadas, afirmará que el sistema bancario estadounidense es “sólido” y garantizará a los depositantes que su dinero está seguro.

El desplome de Credit Suisse el miércoles había desatado temores de que las preocupaciones sobre el sistema financiero estadounidense se extendieran a otras partes del mundo.

Ahora, aunque las acciones de Credit Suisse cotizan a una fracción de su valor anterior, sigue siendo uno de los pocos bancos que se consideran importantes para el sistema financiero mundial, dada su presencia en todo el mundo y su gran implicación en el comercio internacional.