Sven-Göran Eriksson, ex técnico de Marcelo Salas: “Me queda un año de vida como máximo”

El entrenador sueco, de 75 años y que dirigió al “Matador” en la Lazio, atraviesa una enfermedad que lo obligó a alejarse de los terrenos de juego.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

El entrenador sueco Sven-Göran Eriksson, conocido popularmente como Svennis y que dirigiera al “Matador” Marcelo Salas en su paso por la Lazio, enfrenta el momento más difícil de su vida fuera de los terrenos de juego. A los 75 años, reveló en una entrevista con Radio de Suecia que padece una grave enfermedad de cáncer, estimando que le podría restar aproximadamente un año de vida.

Las palabras de Eriksson, llenas de determinación pese a la adversidad, son un reflejo de la fortaleza que siempre ha caracterizado su carrera como técnico. “En el mejor de los casos, me queda un año. En el peor, algo menos”, indicó y agregó que “resistiré mientras pueda”.

El diario sueco Aftonbladet aseguró que hace un año se desplomó en su casa y los estudios médicos que le practicaron descubrieron que había sufrido un derrame cerebral y tenía cáncer de páncreas. “Se puede ralentizar el curso de la enfermedad, pero no se le puede operar”, informó ese medio.

Sven-Göran Eriksson es una figura emblemática en el mundo del fútbol. Su trayectoria se extiende a lo largo de más de cuatro décadas, habiendo dejado huella en diferentes ligas europeas e internacionales. Su palmarés incluye títulos en Suecia con el IFK Gotemburgo, donde se alzó con la liga local y conquistó la Copa de la UEFA en la temporada 1981-1982, hito que puso su nombre en la mira del fútbol internacional.

La carrera de Svennis tomó un rumbo internacional cuando se convirtió en el entrenador del Benfica portugués a mediados de los años 80, donde lograría tres títulos de liga. Sin embargo, fue en Italia donde Eriksson consolidó su reputación como uno de los técnicos más competentes de su época. Tomó las riendas de equipos como el AS Roma, la Fiorentina y la Sampdoria. Sin embargo, fue con la Lazio donde alcanzó la cúspide, llevando al equipo a la conquista de una Serie A, varias copas nacionales y su segunda Copa de la UEFA.

Fue el seleccionador de Inglaterra de 2001 a 2006, llevando al equipo a cuartos de final en dos campeonatos mundiales y una Eurocopa. Posteriormente, se hizo cargo de los combinados de México, Costa de Marfil y más recientemente de Filipinas, mostrando su capacidad para adaptarse a diferentes culturas futbolísticas.

Su último trabajo fue como director deportivo del Karlstad sueco, del cual se retiró el año pasado por problemas de salud, marcando el fin de una era en su carrera profesional.