Tenis: terremoto en Asia

Los ATP 500 de Kazajistán y Tokio, que más parecían Masters 1000 por la profusión de estrellas en sus cuadros principales, resultaron en sonadas sorpresas, retiros insospechados y resultados imprevistos. Sin embargo, finalmente los títulos quedaron en las mejores manos: las de Novak Djokovic, verdadero número uno del mundo (pese a que la ATP dice que es el 7), sobre Stefanos Tsitsipas en la final de Astaná, y del sorprendente Taylor Fritz, quien en duelo de estadounidenses, derrotó a Frances Tiafoe.

Por SERGIO RIED / Fotos: ATP

El Astaná Open, celebrado en las pistas duras bajo techo del Daulet Tennis Centre de Nur Sultan, comenzó con dos cataclismos grado 9, que dejaron como víctimas al número uno y al tres del mundo. Carlos Alcaraz, que estrenaba su flamante cartel de mejor tenista del planeta, perdió 7-5 y 6-4 ante el «lucky loser» belga David Goffin (66° ATP). Y el noruego Casper Ruud (3°) en el Anaka Colloseum de Tokio, cayó frente al español Jaume Munar (55°), por 6-3 y 6-3.

De paso diremos que nuestro Cristian Garin cayó en Astaná con Novak Djokovic, 6-1 y 6-1, en 61 minutos, lo que ni siquiera puede considerarse como un temblor grado 3.

De ahí en adelante, ya nada podía sorprender, pese a que se produjeron hechos inesperados, como el retiro de Nick Kyrgios ante Taylor Fritz, que le dio al estadounidense la oportunidad de pasar a semifinales, donde derrotó al canadiense Dennis Shapovolov (18°) y sacó pasajes para la final contra su compatriota Frances Tiafoe, que venía de ganar al sorprendente surcoreano Sun-Woo Kwon (120°) en semis y al que derrotó por 7-6(2) y 7-6(3).

Lo de Fritz es notable, porque la semana anterior la paso en cuarentena en Seúl por haber dado positivo de covid y en Tokio se alzó con la corona y quebró por primera vez en su carrera la barrera del top ten convirtiéndose en el 8 del mundo.

Entretanto en Kazajistán, el croata Marín Cilic (14°) caía con el ruso Karen Jachanov (18°) y Novak Djokovic seguía su marcha triunfal venciendo al neederlandés Botic Van de Zandschulp (34°), al español Roberto Bautista Agut (21°) y en semis al ruso Daniil Medvédev (3°), 4-6, 7-6(8) y retiro del moscovita por una pequeña molestia muscular. Mientras su rival en la final, el griego Stefanos Tsitsipas (6°) daba cuenta del polaco Hubert Hurkacz (10°) y del ruso Andrey Rublev (9°) antes de perder fácilmente en la final ante al serbio, 6-3 y 6-4.

Ahora la caravana se dirige a Florencia, donde en un ATP 250 Cristian Garin (81°) debutará contra el ruso Alexander Bublic (43°). Mientras, en las pistas duras del Palacio del Deporte de Gijón, España, se celebrará por primera vez un torneo 250 ATP con la esperanza de poder repetir en los años venideros.