Tiembla acuerdo por nueva Convención: las voces que piden otro plebiscito de entrada

  • Algunos partidos y parlamentarios abogan por volver a consultar a la ciudadanía si quiere o no una nueva Constitución.

Ni doce horas pasaron desde que terminó la segunda reunión parlamentaria por el proceso constituyente hasta que Chile Vamos salió a desconocer los preacuerdos alcanzados en la cita.

Ahí, según los asistentes, incluido el presidente de la UDI, hubo consenso respecto de avanzar en un nuevo organismo 100% electo responsable de redactar una propuesta de carta magna, entre otros puntos.

Pero por la tarde, los partidos de oposición salieron a criticar los dichos de la vocera de Gobierno, Camila Vallejo, quien destacó el acuerdo al que se llegó en ese encuentro concretado ayer en la mañana.

Este martes, el timonel de RN, Francisco Chahuán, dijo en Radio Infinita que «anunciaron un acuerdo que no existe, eso me parece de una irresponsabilidad y falta de prolijidad, además que pone en riesgo las conversaciones que vienen por delante».

Eso sí, éstas no son las únicas voces que ponen en duda la continuidad del proceso constituyente, dado que cada vez son más los congresistas que se inclinan por un nuevo plebiscito de entrada, es decir, que se vuelva a consultar a la ciudadanía respecto de si apoya o no la redacción de una nueva Constitución para el país, tal como ocurrió en octubre de 2020 cuando el Apruebo se impuso con el 78% de las preferencias.

«Todo debe ser refrendado por un plebiscito de entrada», dijo el diputado del Partido de la Gente, Rubén Oyarzo, quien durante el fin de semana abogó por la conformación de un comité de expertos paritario, pues a su juicio es «el camino más expedito para avanzar en la necesidad urgente que tiene el país de contar con una nueva Constitución».

A él se sumó su par de RN, Jorge Durán, que en sus redes sociales publicó que «hoy las urgencias son seguridad, salud, economía, pensiones. No un nuevo proceso para darle el gusto a Boric», acompañado por el #PreguntenleALaGente.

Durán no es el único en RN que ha planteado cuestionamientos al emergente proceso. Recordar que también lo hicieron durante la semana pasada algunos senadores de la bancada de esa colectividad que se manifestaron en contra de que se establezca una nueva Convención, al menos no con las mismas características de la que expiró en julio.

Una postura más radical tienen en el Partido Republicano, que, insistentemente, han planteado la idea de reformar la actual carta fundamental. Su senador y ex presidente, Rojo Edwards, ha señalado que «no es cierto que un plebiscito de entrada demore un potencial proceso constituyente. Lo único que hace es incorporar una papeleta en el mismo acto eleccionario».

La nueva presidenta interina republicana, la ex convencional Ruth Hurtado, también negó que en la cita del lunes se consiguieron acuerdos: «No hemos acordado ningún compromiso con una nueva Convención, porque al igual que millones de chilenos no queremos otro proceso fallido ni estamos disponibles para resucitar el derrotado proceso constituyente».

Pese a que las voces que se expresan contra la idea de avanzar hacia una nueva Constitución son todavía minoritarias respecto del resto de los partidos con representación legislativa, cada día son más.

Y aquí surge la inquietud, precisamente porque para darle curso al proceso se requiere de cuatro séptimas partes del Congreso, tanto de la Cámara de Diputados como del Senado.