Toma nota: tu alimentación podría afectar la salud de tu piel

Siendo el órgano más grande del cuerpo humano, la piel requiere cuidados adecuados para mantenerse en buen estado. Una alimentación equilibrada, rica en nutrientes esenciales, desempeña un papel fundamental en este aspecto.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y expertos de Clínica Cath, especialistas en el cuidado de la piel y heridas de avanzada, destacan la importancia de una alimentación saludable para la salud cutánea.

La enfermera jefa de Clínica Cath, Carolina Saravia, señala que una alimentación balanceada, que incluya proteínas, carbohidratos, vegetales, frutas, grasas saludables y agua, proporciona a la piel los nutrientes necesarios para su óptimo funcionamiento.

La deficiencia de ciertos nutrientes, como la vitamina C, puede conducir a problemas cutáneos como el escorbuto, mientras que la falta de proteínas puede provocar una piel deshidratada y decolorada.

Es crucial tener en cuenta que una piel bien nutrida es fundamental para la cicatrización de heridas y para mantener su elasticidad y salud en general.

Sin embargo, una de las condiciones más preocupantes relacionadas con la salud de la piel es el pie diabético. La diabetes, una enfermedad en constante aumento a nivel mundial, puede ocasionar complicaciones graves en la piel, llegando incluso a requerir amputaciones de extremidades.

En Chile, se estima, según ADICH (Asociación de Diabéticos de Chile) hay más de 80 mil personas con úlceras en los pies debido a la diabetes, lo que representa un desafío significativo para el sistema de salud.

Carolina Saravia advierte que el pie diabético es el resultado del deterioro vascular y neurológico causado por la diabetes, lo que puede llevar a una mala circulación sanguínea y a la disminución de la sensibilidad en los pies.

Además, asegura “que el pie diabético lamentablemente va directamente relacionado con la educación del enfermo frente a la enfermedad y cuidados de la diabetes. En Chile se les amputan más extremidades a los hombres, llegando a ser el 74% y sólo un 26% a las mujeres según el Ministerio de Salud”.

Para prevenir el pie diabético y otras complicaciones cutáneas, Saravia recomienda realizar controles regulares de azúcar en sangre, llevar una alimentación saludable, hacer ejercicio con regularidad y reducir el consumo de azúcares e hidratos de carbono en la dieta.