Torres del Paine se moderniza gracias a nueve toneladas de plástico reciclado

El material sirvió para renovar señalética, cambiar pasarelas y construir bancas para el descanso de los senderistas.

Por EL ÁGORA / Foto: TWITTER

Nueve toneladas de plástico reciclado fueron utilizadas para construir pasarelas y bancas en el parque Torres del Paine, además de nueva señalética para guiar a los turistas.

Los senderos y sitios de descanso para los senderistas que visitan este parque mundialmente conocido, están hecho con plásticos de envases de comida reciclados que tendrán una vida útil de al menos 100 años. Además de no ser inflamable y no astillarse, pasarelas, senderos y bancas tienen una mayor resistencia estructural.

El equipamiento existente en la Reserva Las Torres, dentro de las Torres del Paine, hecho de madera, estaba ya muy afectado como producto de la erosión.

El proyecto surgió de una alianza entre la empresa de alimentos La Crianza y la empresa especializada en reciclaje TriCiclos.

Ambas entidades, además, habían utilizado antes otras seis toneladas de plástico para equipar sectores del Parque Mahuida, de la Región Metropolitana.