(VIDEO) Javier Altamirano sufrió una trombosis cerebral, pero se mantiene estable

El volante chileno de Estudiantes de La Plata se desplomó en la cancha y debió ser trasladado de urgencia a un recinto hospitalario. Los últimos informes señalan que la causa fue un trombo del seno longitudinal superior.

Por CRISTIÁN CARRIÓN N. / Fotos: AGENCIAS

A menos de 24 horas, Estudiantes de La Plata entregó el reporte médico sobre Javier Altamirano. Y no se trató de una situación menor. “Luego de los estudios realizados hoy (lunes), se determinó que la causa de la convulsión sufrida por el jugador fue una trombosis del seno longitudinal superior (cerebro)”, señala el documento.

Se trata de una enfermedad de difícil detección debido a sus diferentes causas y al polimorfismo de sus manifestaciones neurológicas.

El espectro clínico es amplio y va desde los casos asintomático y con curación espontánea, a los casos con evolución tórpida y fatal. Los síntomas son cefalea, crisis convulsivas, déficit sensorio-motriz, alteraciones neurológicas focales. En los peores casos puede resultar en un coma profundo o la muerte.

El estudio angiográfico cerebral en fase tardía permite diagnosticar con alta especificidad el sitio exacto de la trombosis. El tratamiento va dirigido a disolver el coágulo para restablecer lo más pronto posible el retorno venoso cerebral.

El club indica que Altamirano “se encuentra estable, con la medicación adecuada y a la espera de otros estudios. Permanecerá internado para control evolutivo”.

DESCOMPENSACIÓN Y DESVANECIMIENTO

Corría el minuto 27 del primer tiempo entre Estudiantes de La Plata y Boca Juniors cuando el volante chileno del elenco albirrojo  se descompensó y comenzó a convulsionar.

Sus compañeros Santiago Ascacíbar y Enzo Pérez fueron los primeros en auxiliarlo y en pedir ayuda. Tras unos instantes, entró la ambulancia y pudieron trasladarlo al Instituto Médico Platense, ubicado a cinco cuadras, donde sufrió otras convulsiones.

Se vivieron momentos de muchísima angustia en el terreno, con jugadores llorando por lo sucedido y claramente golpeados. La situación se alivió un poco cuando, desde la clínica, llegaron buenas noticias: Altamirano ya estaba consciente y estable. Sin embargo, la lógica decisión de los jugadores del “Pincha”, capitaneados por José Sosa, fue la de no continuar el encuentro.

Altamirano fue auxiliado en la cancha y luego trasladado en ambulancia a un recinto hospitalario.

El volante de 24 años recuperó el conocimiento, pero quedó hospitalizado en observación, debido a que se desconocen los motivos que lo llevaron a tener el episodio convulsivo. Le tomaron un electroencefalograma, una tomografía computarizada (TAC), laboratorio completo. Pasó la noche estable junto a su esposa, quien también quedó en observación por un cuadro avanzado de embarazo.

Llegando al mediodía, el futbolista, que había sido convocado por Ricardo Gareca para disputar los amistosos de La Roja ante Albania y Francia, fue trasladado en ambulancia hacia el hospital Italiano de La Plata, que cuenta con equipos de mayor complejidad, para continuar con los estudios complementarios.

“Primero, en el momento sólo podemos determinar si fue una convulsión o no. Después, con los estudios que se hacen, cómo se lo ve, cómo llega la observación de laboratorio. Lo importante es que salió del episodio de convulsión. Se le hicieron los primeros estudios, que arrojaron buenas noticias, la imagen de la tomografía es normal”, indicó Hugo Montenegro, médico a cargo.

Mientras, el técnico de Estudiantes, Eduardo Domínguez, declaró el domingo: “El grupo está conmovido, está en shock. Algunos con bronca, otros con tristeza. Los chicos de Boca nos vinieron a apoyar y nos dijeron que decidiéramos nosotros qué necesitamos. Quiero recalcar que Boca siempre estuvo a disposición”.

Mira aquí el video con el dramático momento: