Tres militares (R) y un médico del Ejército condenados a 10 años de prisión efectiva

Estaban acusados del secuestro y tortura de Onofre Segundo Aguila Parra, dirigente del Partido Socialista de San Antonio, hecho ocurrido entre septiembre y diciembre de 1973.

Por EL AGORA / Foto: ARCHIVO

Dos ex oficiales, un ex suboficial y un ex médico del Ejército, fueron condenados a diez años de presidio efectivo, por el secuestro agravado de Onofre Segundo Aguila Parra, hecho ocurrido en el puerto de San Antonio entre septiembre y diciembre de 1973.

La condena fue dictada por la ministra en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte Apelaciones de San Miguel, Marianela Cifuentes Alarcón. 

La ministra condenó, con costas, a Ricardo Fortunato Judas Tadeo Soto Jerez, teniente de Ejército a la época de los hechos (jubilado con el grado de Brigadier); Raúl Pablo Quintana Salazar, subteniente de reserva; Ramón Luis Carriel Espinoza, sargento primero, y al entonces médico del Ejército Vittorio Orvieto Teplitzky.

Otros implicados en esta causa fallecieron en los años previos o en el curso del proceso. Tanto Quintana Salazar como Orvieto Teplitzky se encuentran presos en el Penal Punta Peuco, cumpliendo condenas por otros crímenes de lesa humanidad.

En la resolución, la ministra Cifuentes Alarcón dio por establecido que el día 13 de septiembre de 1973, alrededor de las 19:00 horas, Onofre Segundo Águila Parra, secretario general del Partido Socialista de San Antonio, fue detenido en su domicilio de calle Vicente Poblete N° 413, Villa Las Dunas de la comuna de San Antonio, por efectivos del Ejército provenientes de la Escuela de Ingenieros Militares de Tejas Verdes, quienes le pusieron una capucha en la cabeza y lo trasladaron a dependencias de dicha unidad militar.

Ese mismo día, por orden del mayor de Ejército David Adolfo Miranda Monardes (ya fallecido), el detenido fue conducido a la Comisaría de Carabineros de San Antonio, para luego de unas horas, ser trasladado a la cárcel de la misma ciudad; permaneciendo en este recinto penal hasta el día 25 de octubre.

El 25 de octubre de 1973, Onofre Águila Parra fue llevado desde la cárcel de San Antonio hasta el subterráneo del casino de oficiales de la Escuela de Ingenieros Militares de Tejas Verdes, sitio en que fue interrogado y sometido a torturas, tras lo cual fue trasladado al campo de prisioneros de la referida unidad militar, a cargo del mayor David Adolfo Miranda Monardes, el subteniente de reserva Raúl Pablo Quintana Salazar y el sargento 1° Ramón Luis Carriel Espinoza, todos del Ejército, entre otros, sitio en que permaneció encerrado hasta el 31 de diciembre de 1973.

Durante su permanencia en dicho campo de prisioneros, Onofre Águila Parra fue conducido en reiteradas ocasiones al mencionado subterráneo, siendo nuevamente interrogado y sometido a apremios ilegítimos.

La Escuela de Ingenieros Militares de Tejas Verdes y su campo de prisioneros en ese tiempo se encontraba bajo el mando del tristemente célebre “Mamo” Contreras, teniente coronel de Ejército Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda.

Contreras, por instrucciones del dictador, crearía la DINA, órgano represivo y criminal del cual fue por varios años director..

Los interrogatorios bajo apremios ilegítimos realizados en el subterráneo del casino de oficiales de la Escuela de Ingenieros Militares de Tejas Verdes estaban a cargo del mayor Jorge Núñez Magallanes, el mayor Mario Jara Seguel, el capitán Klaudio Erich Kosiel Hornig (ya fallecido), el teniente Ricardo Fortunato Judas Tadeo Soto Jerez, el sargento 2° Ramón Acuña Acuña (ya fallecido) y el médico Vittorio Orvieto Teplitzky.