Turquía vuelve a elegir a Recep Tayyip Erdogan

El político islamista, que lleva 20 años en el poder, se impuso en el balotaje al socialdemócrata Kemal Kiliçdaroglu.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

Los turcos volvieron a apostar este domingo por el nacionalista islámico Recep Tayyip Erdogan, quien lleva 20 años en el poder, al elegirlo por otro mandato de cinco años en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Erdogan obtuvo el 52% de las papeletas, frente al 48% del socialdemócrata Kemal Kiliçdaroglu.

“Para los próximos cinco años nos han entregado la responsabilidad de gestionar este país. Doy las gracias a todo miembro de la nación que nos haya dado este encargo”, dijo Erdogan durante un discurso público en Estambul, ciudad donde nació en 1954.

Sin embargo, el estrecho resultado en el balotaje refleja una vez más la división de la sociedad turca en dos mitades casi iguales, a favor y en contra de Erdogan y su discurso.

Los argumentos de la oposición, que subrayan una nefasta gestión económica, con la inflación interanual superior al 40%, un desplome de la moneda nacional y una carestía generalizada, han movilizado a casi la mitad de los electores.

Mientras la promesa del actual mandatario de convertir a Turquía, heredera del Imperio Otomano, de nuevo en una gran potencia islámica internacional, ha tenido un gran eco en la población.

De tal manera que Erdogan cuenta con cinco años más para ejecutar su gran sueño, el “siglo de Turquía”, la reivindicación de un ideal histórico para el país que coincide con el centenario de la fundación de la república turca por Mustafa Kemal Atatürk, en 1923.

La oposición denunció una enorme desigualdad de condiciones en la campaña electoral, con todos los medios públicos y casi todos los privados emitiendo sin cesar el discurso del presidente. De hecho, la radiotelevisión pública TRT dedicó a Erdogan 50 horas de emisión en la campaña, frente a 50 minutos para Kiliçdaroglu, acusó el partido de este último, el socialdemócrata CHP.

Con todo, Kilidaroglu ha forzado una segunda vuelta por primera vez desde que se instauró la elección del jefe de Estado por sufragio directo en 2014, y su marca de hoy es la mejor de la oposición desde que gobierna Erdogan.

“Hemos completado la segunda ronda de las elecciones presidenciales con el favor de nuestra nación. Hemos ganado de tal manera que nadie ha perdido. La única vencedora es Turquía”, dijo el vencedor.

Y agregó: “Sin comprometer nuestra democracia, desarrollo y objetivos, ahora hemos abierto la puerta del siglo turco. Pero lo abrimos juntos: hombres y mujeres, jóvenes y ancianos, empleados y jubilados”.