Twitter afronta problemas en tres frentes

El miércoles se produjo una caída de la app a nivel mundial, se conoció una demanda colectiva de ex trabajadores despedidos por 500 millones de dólares, y Threads sigue creciendo.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

En un esfuerzo desesperado por frenar la vertiginosa expansión de su competencia, este miércoles Twitter bloqueó todos los enlaces que redirigen a Threads, la app de Meta recientemente lanzada y cuyos clientes suben hora tras hora como la espuma.

Así, al buscar contenido con el dominio threads.net, la plataforma notifica que “no hay resultados”. Threads, de Mark Zuckerberg, pretende convertirse en el principal competidor de Twitter de Elon Musk.

La nueva aplicación alcanzó los 112 millones de usuarios tras su lanzamiento el pasado 5 de julio, según datos recopilados por Quiver Quantitative.

Mientras, Matthew Prince, consejero delegado de la compañía de seguridad e infraestructura Cloudflare, publicó un gráfico en el que se pueden ver caídas notables de accesos coincidentes con decisiones impopulares de Musk y el estreno de Threads.

Desde septiembre del año pasado, Twitter está en clara tendencia descendente: la plataforma ha caído en la clasificación de dominios más accedidos a nivel global del puesto 32 al 39.

En un año, Twitter había perdido un 11% de su tráfico, y en los dos primeros días en los que Threads ya estaba disponible, retrocedió en hasta un 5% adicional frente al vertiginoso crecimiento de su adversario.

Los problemas no se detienen para la empresa de Musk. Este miércoles, los servicios de Twitter y del prototipo de chatbot de inteligencia artificial ChatGPT tuvieron una interrupción mundial que se prolongó en algunos países por hasta una hora, según el sitio web de seguimiento Downdetector.com.

La plataforma de redes sociales registró 5,287 informes de caída de sistema.

Y no es todo, porque también se supo Twitter se vio afectada por una demanda colectiva de ex empleados, que acusan que la empresa se niega a pagar al menos 500 millones de dólares en indemnizaciones prometidas a miles de empleados que fueron despedidos después de que Musk adquiriera la compañía.

Courtney McMillian, quien supervisó los programas de beneficios para empleados de Twitter como su “directora de recompensas totales” antes de que la despidieran en enero, presentó la demanda colectiva propuesta en la corte federal de San Francisco.

McMillian afirma que, bajo un plan de indemnización creado por Twitter en 2019, a la mayoría de los trabajadores se les prometió dos meses de su salario base más una semana de pago por cada año completo de servicio en el caso de que fueran despedidos. A los empleados senior, como McMillian, se les debían seis meses de salario base, según la demanda.

Pero Twitter solo les dio a los trabajadores despedidos como máximo un mes de indemnización por despido, y muchos de ellos no recibieron nada, afirma McMillian. Twitter despidió a más de la mitad de su fuerza laboral como medida de reducción de costos después de que Musk adquirió la compañía, en octubre pasado.

Y aunque parezca increíble, cuando la agencia Reuters pidió una declaración sobre el asunto a la empresa -que ya no cuenta con un departamento de comunicaciones- Twitter les respondió con un emoji de caca…