Twitter perdió la mitad de sus avisadores con Elon Musk

Un informe publicitario afirma que se alejaron 50 de sus 100 principales anunciantes.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

La mitad de los 100 principales anunciantes de Twitter ya no se anuncian en el sitio web. Un informe de Media Matters for America afirma que estos 50 anunciantes gastaron casi dos mil millones de dólares en anuncios en Twitter desde 2020 y más de 750 millones sólo en 2022.

Otros siete anunciantes redujeron su publicidad a casi nada, según el informe. Estas empresas han pagado a Twitter más de 255 millones de dólares desde 2020.

Chevrolet, Chipotle Mexican Grill, Inc., Ford, Jeep, Kyndryl, Merck & Co. y Novartis AG emitieron declaraciones sobre el cese de los anuncios en Twitter o se informó y confirmó que lo hicieron. Las demás dejaron de anunciarse en la plataforma durante “un período significativo tras un contacto directo, controversias y advertencias de los compradores de medios”.

El informe describió que incluso con estos golpes a los ingresos publicitarios, el CEO de Twitter, Elon Musk, ha “continuado con su racha de acciones inseguras para la marca, incluyendo la amplificación de las teorías de conspiración, la reinstauración unilateral de cuentas prohibidas como la del ex presidente Donald Trump, el cortejo y la participación con cuentas de extrema derecha, y la institución de un esquema de verificación irregular que permitió a los extremistas y estafadores comprar un cheque azul”.

Usuarios de Twitter como el escritor Stephen King han criticado el nuevo sistema de marcas de verificación azules. El símbolo servía para verificar la identidad de las cuentas de Twitter, por lo que era fácil confirmar la fuente de un tuit.

Eli Lilly and Co. dejó de mostrar anuncios en Twitter el día después de que una cuenta que suplantaba a la compañía farmacéutica -con una marca de verificación azul comprada- publicara: “Estamos encantados de anunciar que la insulina ya es gratis”.

Eli Lilly pidió a Twitter que lo retirara, pero el tuit permaneció en pie durante horas, porque el personal de la plataforma estaba al límite debido a los recientes despidos y renuncias. El tuit obtuvo cientos de retweets y miles de likes, y las acciones de Eli Lilly no tardaron en caer.

Endpoints News informó que 12 gigantes farmacéuticos dejaron pronto de comprar anuncios en Twitter, citando a Pathmatics, que recoge datos sobre publicidad corporativa y tendencias de marketing digital.

King bromeó en Twitter: “Muy pronto el único anunciante que quedará en Twitter será Mi Almohada” (la empresa de fabricación de almohadas dirigida por Mike Lindell, el teórico de la conspiración pro-Trump).