UC 0-1 Unión Española

Unión Española le quitó el invicto a Católica

Sorprendiendo desde el arranque, el cuadro hispano supo complicar al bicampeón ganando por la cuenta mínima en San Carlos. Los cruzados, pese a convertir al Mono Sánchez en la figura del encuentro, sufrieron la primera derrota del certamen.

Por MATÍAS ALCÁNTARA

El triunfo de Unión fue inobjetable. No sólo porque supo aprovechar una mala salida de Dituro para que Thomas Galdames abriera la cuenta muy temprano en el partido, a los siete minutos, sino porque no se conformó con la ventaja y continuó firme con la idea de presionar a Católica en todos los sectores de la cancha.

Esa marca asfixiante le impidió a la UC salir con comodidad. Porque cuando el fondo cruzado lograba dar el primer pase, los volantes recibían con muy poco espacio, cuestión que complicó las salidas limpias de Saavedra y Aued, fundamentales para iniciar los avances. 

Por los costados el panorama no fue diferente, porque los rojos de Santa Laura supieron interrumpir cada avance de la dupla Fuenzalida-Buonanotte, que derechamente no funcionó, y también obstaculizar el sector izquierdo, donde Lezcano y Parot tampoco pudieron hacer daño.

La Unión entendió que mientras más lejos estuviera el rival de su área, mejor. Por eso la pareja de centrales muchas veces fue a esperar a 40 metros de su arco, obligando los trazos profundos que en su mayoría encontraron a los delanteros cruzados en fuera de juego, como ocurrió con Lezcano y Zampedri, que convirtieron pero en posición de impedimento. Ese riesgo lo supo jugar muy bien el cuadro de Ronald Fuentes, que tuvo esa fineza para dejar casi siempre adelantados a sus rivales.

Cuando la Unión lograba quitar el balón, inmediatamente sumaba un importante volumen ofensivo que rozó el segundo tanto, situación que descarta cualquier posibilidad de afirmar que los hispanos se refugiaron después de conseguir la ventaja. Sin ir más lejos un cabezazo de Caballero en plena área chica, conjurado por Dituro, fue la jugada más clara para un segundo gol en el partido.

Sin embargo, pese a las imprecisiones de los jugadores de Católica, que erraron muchos pases, los locales estuvieron cerca de emparejar el marcador, pero fue Diego Sánchez el gran responsable para que ello no ocurriera. En el primer tiempo le sacó un cabezazo a Zampedri y en el complemento se esforzó al máximo para evitar un gol de sombrero de Lezcano, justo cuando el balón se colaba en el ángulo. Además de otras paradas que lo convirtieron en el jugador más determinante de la cancha.

Los cambios que intentó Holan no surtieron efecto, ni siquiera el ingreso de Edson Puch -que no fue titular porque no había entrenado a la par de sus compañeros- pudo modificar el panorama.

La Unión supo soportar el chaparrón y en los últimos minutos logró manejar el partido para no sufrir mayores riesgos y así asegurar un triunfo que la ubica en la zona de clasificación a la Copa Sudamericana. Mientras que la derrota deja a Católica con posibilidades de compartir la punta, si es que hay un ganador en el partido que jugarán los escoltas.

PORMENORES

Estadio San Carlos de Apoquindo

Árbitro: Eduardo Gamboa

U. Católica (0): Dituro; Fuenzalida, Lanaro, Huerta, Parot (73′, Cornejo); Saavedra, Aued; Lezcano (83′, Rebolledo), Pinares (82′, Núñez), Buonanotte (59′, Puch); Zampedri (82′, Valencia). DT: Ariel Holan.

U. Española (1): Sánchez; Gómez, Mancilla, T. Galdames, Pavez; Sandoval (90′, L. Pavez C.), Méndez, Dávila; C. Palacios N. (90′+3, B. Galdames), C. Palacios F. (67′, Caballero), Fritz (67′, Castro). DT: R. Fuentes.

Gol: 0-1: 7′, Galdames (UE).

Tarjetas amarillas: Pinares, Zampedri y Cornejo (UC); Palacios, Dávila y Sandoval (UE).