Unión Española no pudo aprovechar la pobreza miserable de Colo Colo: 1-1 

En un pésimo partido, el elenco hispano fue menos malo que un Cacique que fecha a fecha se supera a sí mismo jugando mal al fútbol. Berizzo, presente en la tribuna del Santa Laura, debe haber quedado con ganas de llorar tras presenciar este bodrio. 

Por EDUARDO BRUNA / Foto: AGENCIA UNO

Berizzo, en la tribuna del Santa Laura, debe haber quedado con ganas de llorar tras el empate 1-1 entre Unión Española y Colo Colo. Y es que el partido fue tan malo, tan exageradamente pobre, que el técnico nacional debe estar preguntándose, a estas alturas, a qué tipo de fútbol se vino a meter. De todos los que actuaron, ¿tendría motivos para rescatar a alguno de los pataduras que desmintieron de manera rotunda su condición de jugadores de Primera División?  

No eran pocas las expectativas acerca de este encuentro. Aparecía como “el partido de la fecha”, porque hispanos y albos históricamente han protagonizado duelos encendidos. Sin embargo, esto que entregaron ambos elencos fue tan chato, mediocre y ramplón, que sin duda está para calificar como uno de los peores choques desde que militan en el profesionalismo. 

Fue un completo bodrio, en el que indudablemente la responsabilidad mayor cae sobre Colo Colo. No sólo porque es siempre candidato, sino porque su ubicación en la tabla habla de un rendimiento si no sólido, al menos aceptable. Un tercero, teóricamente al menos, debiera poder demostrar bastante más que lo que exhibió el Cacique, que fecha a fecha se supera a sí mismo en lo que respecta a jugar mal.  

El equipo de Quinteros, que definitivamente ve otro partido en las entrevistas de rigor, parece no tocar fondo. No se trata de un cuadro pobre. Se trata de un equipo realmente miserable. 

¿Qué otra cosa se puede decir de un equipo que, como el albo, es incapaz de procurarse al menos una sola oportunidad de gol en casi 100 minutos? Porque la conquista de Oroz fue un regalo a medias entre el fondo hispano y el “Zanahoria” Pérez, que no supieron resolver un balón que no entrañaba ningún peligro. Y sería todo de parte del Cacique, ofensivamente hablando. Sin nadie que acierte un pase decente e intencionado, Damián Pizarro y Alexander Oroz desnudan todas sus carencias técnicas, que son muchas. Ambos fueron un canto a la torpeza. Obligados a cazar alguna pelota siempre de espaldas al arco, una y otra vez dejaron en claro lo poquito que saben con la pelota en los pies. 

Lo único que los redime, hasta cierto punto, es que ambos son jóvenes y, si los astros se alinean, podrían algún día aprender y progresar. El problema es que el resto de los jugadores del Cacique no lo hace mejor. Se les arranca la pelota, llegan siempre tarde y, teniendo a un compañero a cuatro metros, e incluso menos, acostumbran dejarla en poder de un jugador rival. 

Como lo hemos dicho reiteradamente a través de este campeonato, Colo Colo no puede jugar bien, sencillamente porque tiene abundancia de troncos y una escasez dramática de buenos jugadores. 

Sin ser ninguna maravilla (¡faltaba más…!), Unión Española fue menos mala que este Colo Colo realmente miserable. Por lo menos sus jugadores se encontraban en el terreno de juego y podían tener la pelota al menos por unos minutos. Para ganar, sin embargo, les faltó una cuota mayor de precisión en el último pase. Y, claro, percatarse de que el rival que tenía al frente hace rato que viene sumando más bien por el peso de la camiseta. Es decir, tener más ambición y audacia al momento de enfrentar a un fondo albo que nunca puede resolver con calidad y solvencia, porque balón que quita lo deja, indefectiblemente, en poder del rival. 

Este Colo Colo cuenta con un exceso de jugadores que no responden a las expectativas. Palacios es uno de ellos. Y córtenla con aquello de “La joya”, porque con su actual nivel tal apelativo sólo puede interpretarse como un sarcasmo.  

PORMENORES. 

Campeonato Nacional. Partido válido por la decimocuarta fecha. 

Estadio: Santa Laura. 

Público: 3.308 espectadores. 

Arbitro: Héctor Jona. 

ESPAÑOLA (1): S. Pérez; S. Ramírez, V. Vidal, J. Villagra, L. Pavez; F. Massri, A. Uribe, S. Leyton; B. Galdames, L. Garate, R. Piñeiro. DT: Ronald Fuentes. Cambios: a los77’, B. Yáñez por Galdames, y a los 87’, E. Cechini por Massri, B. Carvallo por Uribe y Norambuena por Piñeiro.

COLO COLO (1): F. De Paul; M. Falcón, R. González, D. Gutiérrez; B. Gutiérrez, C. Fuentes, E. Pavez, C. Palacios, A. Bouzat; A. Oroz y D. Pizarro. DT: Gustavo Quinteros. Cambios: a los 65’, M. Rojas por D. Gutiérrez; a los 70’, A. Saldivia por González y a los 87’ J. Rojas por B. Gutiérrez y L. Soto por Oroz. 

GOLES: Para Unión Española, Piñeiro a los 46; para Colo Colo, Oroz a los 15’. 

Tarjetas amarillas: En Unión Española, Villagra.