Unión La Calera asustó a la UC y al Presidente

Gabriel Boric asistió al entretenido encuentro de Santa Laura. Comenzó aplaudiendo a su equipo y terminó temblando y agradeciendo al arquero Matías Dituro, que mantuvo varias veces el 1-1 y evitó a última hora la derrota de los cruzados.

Por JULIO SALVIAT / Fotos: PHOTOSPORT

La tromba que desató el ataque de Universidad Católica en los primeros cinco minutos del partido anticipaba una fiesta de buen fútbol y muchos goles en Santa Laura. La velocidad del juego y la precisión de los pases hacían pensar en una faena tan cómoda y brillante como la de Copiapó a mitad de semana y tenían convertido a Omar Carabalí en una figura deslumbrante.

Dos goles había salvado el ex arquero colocolino que juega en Unión La Calera con intervenciones notables. La primera, para sacar con el pie un remate de Franco Di Santo; la segunda, para tapar con las manos un potente cabezazo de Alfonso Parot.

Otras cuatro llegadas profundas se procuraron los cruzados en ese breve período y todas exigieron desesperados despejes al córner. En la tribuna, el Presidente de la República se frotaba las manos, igual que todos los hinchas cruzados, esperando la goleada.

Y de pronto, la sorpresa: perdió la pelota Alexander Aravena en campo propio, combinaron con precisas paredes Sebastián Lomónaco, Matías Cavalleri y César Pérez, y este último enfrentó con serenidad a Matías Dituro para batirlo con remate rasante. Y no fue lo único: inmediatamente después, Dituro tuvo dos intervenciones soberbias para evitar conquistas de Juan Carlos Gaete y Diego Buonanotte.

El asunto pareció volver a la normalidad cuando Aravena se rehabilitó ampliamente del error defensivo al conseguir la igualdad con un zurdazo imbarajable, después de dejar en el camino a Nicolás Peñailillo y Tomás Asta-Buruaga con una acelerada diagonal de derecha a izquierda.

Seis minutos estuvo suspendido el encuentro por culpa de un grupo de flaites cruzados que se encaramaron a la reja. Se supone que esos simios fueron grabados, que serán identificados y que no entrarán más a un estadio.

Cuando el encuentro se reanudó, el ritmo ya no fue tan febril. Pero siguió siendo de muy buen nivel para lo que se acostumbra en el campeonato local. Dentro del notorio equilibrio, siempre hubo un margen favorable a los caleranos, que mostraban más velocidad en el juego y mejor distribución en la cancha. En los minutos finales del lapso inicial, Daniel González se lució tres veces con oportunos cruces, mientras Byron Nieto desvió con el taco un balón que tenía destino de red.

Con Gaete horadando ahora por la izquierda, el cuadro cementero siguió procurándose las mejores situaciones para desnivelar el marcador. Muchas de ellas las desperdició el propio Gaete por su carencia de técnica para el remate. La UC logró nivelar nuevamente el control del juego cuando ingresó el colombiano Brayan Rovira a secundar a Ignacio Saavedra en la lucha por el mediocampo. Influyó también el ingreso de Gonzalo Tapia, que reemplazó a Cristián Cuevas y provocó mucho peligro por el sector derecho. Uno de sus centros lo malogró en el área chica, y sin rivales, Fernando Zampedri, que fue por lejos el peor jugador del partido.

Un segundo aire le devolvió a Unión La Calera la posibilidad de conseguir el triunfo. Fueron favorables todos los cambios que hizo su nuevo entrenador, el argentino Martín Cicotello, pero destacó Bairo Riveros, un desinhibido veinteañero que en su primera jugada le hizo un elegante sombrerito y en la segunda le metió un túnel limpiecito al propio colombiano.

En el último minuto reglamentario, una pifia monumental de Parot dejó a Matías Cavalleri en condiciones de fusilar a Dituro desde la altura del punto penal, y el arquero realizó una tapada milagrosa, que seguramente fue agradecida por Su Excelencia y el resto de los hinchas cruzados.

Un espectador de lujo: el Presidente de la República, Gabriel Boric, estuvo en las tribunas alentando a la UC.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 15.

Estadio: Santa Laura.

Público: 7.164 espectadores.

Árbitro: José Cabero.

Universidad Católica (1): M.Dituro; B. Nieto, D. González, A. Parot, E. Mena; A. Aravena, C. Pinares, I. Saavedra, C. Cuevas; F. Di Santo y F. Zampedri. DT: Ariel Holan. Cambios: 57’, B. Rovira por Pinares; 63’, G. Tapia por Cuevas; 87’, J. Ortiz por Di Santo.

Unión La Calera (1): O. Carabalí; F. Salinas, H. Lopes, T. Asta-Buruaga, N. Peñailillo; N. Acevedo, C. Pérez, D. Buonanotte; J. C. Gaete, M. Cavalleri y S. Lomónaco. DT: Martín Cicotello. Cambios: 63’, B. Garrido por Acevedo; 75’, L. Díaz por Peñailillo y B. Riveros por Gaete; 90+7’, N. Aedo por Cavalleri.

Goles: 9’, César Pérez (ULC); 18’, Alexander Aravena (UC).

Tarjetas amarillas: Zampedri (UC); Carabalí y Asta-Buruaga (ULC).