Unión La Calera demostró por qué se puso al lado de la UC

Goleando 6-2 a Everton, que lucía la valla menos batida del campeonato, los cementeros alcanzaron al hasta hace poco holgado puntero y le advirtieron que no puede descuidarse.

Por JULIO SALVIAT

Le bastaba un gol de diferencia a Unión La Calera para alcanzar en el puntaje a Universidad Católica, aunque fuera transitoriamente. Y ganó por cuatro, ofreciendo pasajes de enorme poderío, como advirtiendo a los cruzados que el asunto no les será fácil. El 6-2 le dio al equipo de Juan Pablo Vojvoda la patente de gran candidato al título y lo deja con la inmensa ilusión de conseguir la gloria que viene buscando desde1962, cuando ingresó al profesionalismo.

El partido fue entregando un pormenorizado recuento de virtudes futbolísticas y un diminuto informe de flaquezas del cuadro calerano. Individual y colectivamente, mostró una fuerza que se hizo incontrarrestable para un Everton que fue digno en la derrota y que aspiró a mejor suerte hasta que las energías se le terminaron. 

El primer tiempo es de lo mejor que se ha visto en el torneo por la bondad del juego y la intensidad de las acciones. A los 16’ ya estaban igualados a uno, con anotaciones de Juan Leiva y Echeverría: a los 22 ya había diferencia a favor del local con un penal servido por Gonzalo Castellani, y al irse al descanso el marcador había llegado a 3-1 gracias a un zurdazo demoledor de Fernando Cordero. Pero perfectamente podrían haberse ido a camarines empatados. Everton había disimulado muy decorosamente la inferioridad numérica causada por la expulsión de Sebastián Pereira, que interceptó con la mano, cuando estaba caído, un remate de Thomas Rodríguez que parecía tener destino de gol. Con un trío de muchas luces, formado por Rodrigo Echeverría, Carlos Lobos y Juan Cuevas, los viñamarinos pusieron en duros aprietos al arquero Martín Arias. Entre los dos primeros hilvanaron la jugada que les dio el descuento apenas reanudado el juego.

El achique en la diferencia no alteró los nervios caleranos. Al revés: fue un incentivo. Prontamente recuperaron la diferencia y la ampliaron hasta llegar a la sorprendente goleada, considerando que Everton lucía la valla menos batida en el torneo.

Faltaba una media hora, contando los minutos de recuperación, cuando Castellani, Jonathan Andía y Andrés Vilches (éste con lucida chilena) estructuraron el 6-2. Pero Unión La Calera no canchereó ni se echó en los huevos. Mantuvo un juego de desgaste sin ceder un centímetro en la disputa la pelota y sin darle ninguna facilidad a su luchador adversario.

Ese lapso sirvió para reparar mejor en los aspectos que han llevado a los cementeros a la altura de la UC. 

Cuenta, de partida, con un arquero que no echa para adentro los tiros que van para afuera y que, al revés, ataja más de lo que es obligatorio atajar.

Su línea defensiva mostró grietas en este partido, tal vez porque su central Santiago García, cuyo juego se parece mucho al de Julio Barroso cuando jugaba bien, llegó al partido con algunas dolencias. El otro, Christian Vilches, demostró que ya desapareció el pánico que sentía por la pelota cuando jugaba en la U y está convertido en el gran defensor que había sido en Palestino y Audax Italiano, principalmente. 

Ese trío se complementa a la perfección con los dos mejores laterales que tiene el campeonato local: tanto Yonathan Andìa por la derecha como Erick Wiemberg por la franja izquierda garantizan pasadizos cerrados en sus zonas y llegada a fondo por sus orillas.

El mediocampo es soberbio por la suma de condiciones distintas para resultados comunes. Castellani es, por lejos, el mejor volante del torneo: trajinador, visionario, gran habilitador y certero en el finiquito. Lo complementan Juan Leiva, trabajador, buena entrega, constante llegada; Felipe Seymour, que sigue siendo un gran recuperador, y Fernando Cordero (en ausencia de Esteban Valencia Jr.), que nunca defrauda.

Y sus dos atacantes son confiables: uno, Rodríguez, por su velocidad y tendencia para encarar; el otro, Andrés Vilches, porque está entregando lo que siempre prometió como ariete central.

PORMENORES

Cancha: Estadio Nicolás Chahuán.

Árbitro: Cristián Garay.

U. LA CALERA (6): Alexis Martín Arias; Yonathan Andía (74’, Cristopher Medina), Christian Vilches, Santiago García (74’, Matías Navarrete), Erick Wiemberg; Juan Leiva, Gonzalo Castellani (66’, Matías Laba), Felipe Seymour, Fernando Cordero; Thomas Rodríguez y Andrés Vilches (66’, Pedro Sánchez). DT: Juan Pablo Vojvoda.

EVERTON (2); Johnny Herrera; Bastián San Juan, Sebastián Pereira, Cristián Suárez, Dilan Zúñiga; Rodrigo Echeverría, Benjamín Berríos, Carlos Lobos (66’, Jorge Díaz), Juan Cuevas; Matías Leiva (36’, Camilo Rodríguez) y Walter González. DT: Javier Torrente.

Goles; 9’, Leiva (ULC); 16’, Echeverría (E); 22’, Castellani, penal (ULC); 40’, Cordero (ULC); 46’, Cuevas (E); 55’, Castellani (ULC); 61’, Andía (ULC); 65’, A. Vilches, chilena (ULC). 

Amonestado: Cuevas (E).

Expulsado: 22’, Pereira (E).