Unión La Calera lo dio vuelta ante un Cacique que viene quemando aceite

El equipo “cementero” concretó el triunfo en los minutos finales frente a un cuadro albo que desde hace fechas viene jugando muy mal. Vilches aprovechó dos lanzamientos de esquina para darle la victoria a su equipo por 2-1. ¿Puede explicarse la baja del elenco popular sólo por la partida de Solari y esta vez la ausencia de Lucero?

 

En ventaja hasta bien entrado el partido, Colo Colo nunca dio la impresión de ser un sólido ganador. Y es que, jugando tan mal como lo viene haciendo el Cacique desde hace varias fechas, en el aire no puede sino flotar la sospecha de que, tarde o temprano, tendrá que pagar por sus pecados. Y tal impresión quedó reflejada en el “Nicolás Chahuán Nazar”,  luego que Unión La Calera lo diera vuelta en el último minuto de los seis adicionales que se habían dado, y por idéntica vía a la que el cuadro “cementero” había echado mano para conseguir el transitorio empate.

El 2-1 final para el elenco local fue el justo premio para un cuadro que, más allá de sus limitaciones, nunca se entregó, acaso viendo que el rival que tenía al frente –puntero absoluto del campeonato-, era bastante menos de lo que los números y las estadísticas contaban. No sólo eso: el equipo de Gustavo Quinteros como que viene “quemando aceite”, y esta dura derrota, como su eliminación de la Copa Chile a manos de Ñublense, están diciendo a las claras que, de no mejorar sustancialmente su juego, perfectamente podría pasarle lo del año pasado, en que en la recta final dejó escapar un título que todos daban por descontado.

Lo único positivo para Colo Colo tras esta jornada es que sus escoltas –Ñublense y Curicó Unido-, también perdieron sus partidos, pero no se puede perder de vista a Unión Española, que algo todavía tiene que decir en esta discusión, porque de vencer a Audax Italiano se ubicaría también a nueve puntos, con la salvedad de que todavía tiene un partido pendiente frente a Universidad Católica y que, en unas semanas más, deberá ir al Monumental a enfrentar a Colo Colo.

Es muy poquito lo que, futbolísticamente hablando, está ofreciendo fecha a fecha el Cacique. Salvo el encuentro ante la U, en que se impuso con autoridad, sus otros compromisos los había ganado con lo mínimo. A la ausencia tan definitiva como irremediable de Pablo Solari se sumó Lucero, y una vez más quedó en claro que ni el “Pibe” ni el goleador han tenido relevos que consigan hacerlos olvidar.

Esta vez, la banda derecha la ocupó Bauzat, que mantuvo la mediocridad que por ese sector venía evidenciando Oroz. En cuanto a Bolados, nominal centro delantero, dejó en claro que si por las bandas su aporte es escaso, por el centro es sencillamente nulo. Súmele a eso un Costa que nuevamente no existió, a un Gil que no logra reeditar sus mejores partidos, y tendremos a un equipo confuso, impreciso, que no es capaz de procurarse muchas oportunidades de gol y que, las pocas que consigue, las deja ir con una ineficacia difícil de entender.

Con todo, Colo Colo se puso en ventaja luego que, a los 25 minutos, en su única aparición de mérito de todo el partido, Costa fuera derribado por el meta Arce, y ausente Lucero fue él mismo el encargado de transformar la pena máxima en gol. Sin embargo, Unión La Calera, que por lo menos sabía darle mejor destino al balón, se había procurado un par de ocasiones muy propicias, ya sea por búsqueda propia o por groseros errores cometidos por el fondo albo, donde Falcón y Amor nunca dieron esa seguridad que hasta hace poco venían mostrando. Mientras el primero se mandó una pifia que sólo enmendó el oportuno cierre de Opazo, Amor falló ostensiblemente ante Cavalleri y el gol no llegó solamente de milagro.

Como siempre, Quinteros estiró los cambios cuando era evidente que, si su equipo no funcionaba, debía darle alguna vuelta de tuerca. Bauzat sólo dejó la cancha cuando se cumplía la hora de juego, mientras que Costa sólo abandonó en el minuto 86, y cuando ya Unión La Calera había emparejado el marcador.

Lo peor es que este Colo Colo parece no aprender de sus errores. Tres pelotas detenidas lo dejaron fuera de la Copa Chile frente a Ñublense. Esta vez, dos pelotas detenidas, de lanzamiento de esquina, le significaron una dolorosa derrota. En ambas, el veterano Vilches les ganó en el área a todos para concretar un vuelco para Unión La Calera estremecedor y para el Cacique un traspié tan inesperado como lapidario.

Con dos tantos, Christian Vilches se transformó en ña figura indiscutida del encuentro.

 

¿Colo Colo el mejor equipo del torneo? Hummmm… Si en un momento lo fue, está claro que eso ya pasó. Un líder con categoría no puede jugar tan mal como lo viene haciendo el Cacique, por más que Lucero no haya podido estar y Solari, a estas alturas, sólo sea un recuerdo.

PORMENORES

Campeonato Nacional. Partido correspondiente a la vigésimo tercera fecha.

Estadio: “Nicolás Chahuán Nazar”, de La Calera.

Público: cuatro mil espectadores, aproximadamente.

Arbitro: Piero Maza.

LA CALERA (2): Arce; Sanhueza, Vilches, Alves (81’ Garrido); Alarcón, Castellani (69’ Ramírez), Péres, Cavalleri (81’ Oyanedel), Orellana; Sáez, Vidangossy (60’ Rodríguez).

COLO COLO (1): Cortés; Opazo (46’ B. Gutiérrez), Falcón, Amor, Suazo; Gil, Pizarro, Pavez; Bouzat (61’ M. Rojas),  Bolados y Costa (86’ Thompson).

GOLES: para Unión La Calera, Vilches a los 84’ y 90+6 (ambos de cabeza); para Colo Colo, Costa (penal) a los 25’.

Tarjetas amarillas: en Unión La Calera, Alves y Pérez; en Colo Colo, B. Gutiérrez, Bouzat y Bolados.

Revisa el compacto: