Unión necesita un abogado, no tiene defensa

 

Los hispanos cayeron por 4-0 ante Unión La Calera cometiendo errores garrafales en retaguardia que le significaron una derrota sin atenuantes.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Fotos: AGENCIAUNO

Si uno mira el marcador podrá pensar que a la Unión Española le pasaron por encima y que, poco menos, Unión La Calera fue inmensamente superior. Pero si vio el partido estará de acuerdo en que no fue así, de ninguna manera.

Entonces, ¿cómo se explica ese 4-0 tan categórico?

Simple, como dice el vocabulario popular, los errores se pagan caro. Generalmente. Y en esta oportunidad, sin ser superado en el juego, las debilidades de su defensa fueron significativamente lo que hizo la diferencia.

Pero veamos por partes.

Apenas a los tres minutos de juego un centro desde la derecha de Lomónaco no pudo ser rechazado por José Tiznado, que pifió rotundamente, permitiendo que el uruguayo Germán Agustín Rodríguez se encontrara de regalo un balón totalmente libre para derrotar a su compatriota Nicolás Guirin.

La tempranera apertura de la cuenta fue, a partir de allí, una carga que los hispanos no pudieron sobrellevar. Sin jugar mal de mediocampo hacia arriba –incluso obligando al meta Omar Carabalí a un par de intervenciones destacadas-, los errores en retaguardia fueron decisivos.

A los 26’, mano de Simón Ramírez que fue a la disputa de un balón aéreo con los brazos en alto, permitió que César Pérez ampliara la ventaja desde el punto penal. Y docce minutos después, otra vez la pena máxima, en esta ocasión por falta de Tiznado –verdaderamente no fue su noche- sobre Rodríguez, que Sebastián Lomónaco convirtió en el 3-0.

Y apenas reanudaba la brega, a los 51’, otro enredo en el área de Unión, con sus defensores sin atinar a rechazar la pelota, lo aprovechó Matías Cavalleri para sentenciar la goleada.

De allí en más el partido se desdibujó, con los locales echados atrás, aguantando la embestida hispana, con la idea de capitalizar algún contrataque, pero sin que ninguno consiguiera el objetivo. Ni Unión encontró algún descuento, ni los caleranos le apuntaron con algún contragolpe.

Un último apunte. Se registró un público de sólo 1.502 espectadores, lo que hace que uno se pregunte: ¿fútbol profesional?

Esteban Valencia al medio de dos de los goleadores caleranos: Germán Agustín Rodríguez y Matías Cavalleri.

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 28.

Estadio: Nicolás Chahuán de La Calera.

Público: 1.502 espectadores.

Árbitro: Nicolás Gamboa.

Unión La Calera (4): O Carabalí; F. Salinas, T. Asta-buruaga, J. Freytes, L. Díaz; S. Lomónaco, C. Pérez, E. Valencia, M. Cavalleri; G. Rodríguez, Nicolás Orellana. DT: Martín Cicotello. Cambios: 58’, A. Max por Pérez; 65’, D. Buonanotte por Cavalleri; 76’, N. Peñailillo por Orellana y N. Aedo por G. Rodríguez.

Unión Española (0): N. Guirin; S. Ramírez, J. Tiznado, M. Fernández, L. Pavez; F. Massri, I. Núñez; R. Piñeiro, A. Uribe, B. Yáñez; L. Garate. DT: Ronald Fuentes. Cambios: 46’, J. Villaghra por Núñez y V. Vidal por Massri; 61’, J. Silva por Yáñez y B. Carvallo por Uribe; 70’, T. Rodríguez por Ramírez.

Goles: 3’, Germán Agustín Rodríguez (ULC); 26’, César Pérez, de penal (ULC); 38’, Sebastián Lomónaco, de penal (ULC); 51’, Matías Cavalleri (ULC).

Tarjetas amarillas: Pérez (ULC); Pavez, Piñeiro, Silva y Ronald Fuentes (UE).