Valiente como pocas: murió Sinéad O’Connor

A los 56 años falleció la artista nacida en Dublín y que tuvo una exitosa y polémica carrera.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Recordada por éxitos que estremecieron la música de los noventa, como “Nothing Compares 2 U”, que llegó al número uno del ranking Billboard, o “No man’s woman”, del año 2000, la admirada Sinéad O’Connor falleció este miércoles por motivos que se mantienen en reserva. El deceso se produjo 18 meses después de la muerte de su hijo Shane, que se quitó la vida a los 17 años.

“Estoy perdida sin mi hijo y me odio a mí misma. El hospital ayudará un tiempo. Pero voy a encontrar a Shane, esto es sólo un retraso”, escribió O’Connor en su cuenta de Twitter después de ser internada por “tendencias suicidas”.

Sinéad dejó un legado de diez álbumes y un ejemplo de valentía poco antes visto. Fue “cancelada” por la industria de la música porque los poderosos no soportaron sus actitudes de protesta.

Con su segundo trabajo, “I Do Not Want What I Haven’t Got”, en el que se incluía “Nothing Compares 2 U”, se transformó en una intérprete reconocida tanto por su look como por sus cualidades vocales. En 1991 recibió un Grammy como mejor actuación de música alternativa, pero en línea con su siempre personal interpretación de la industria boicoteó la ceremonia.

Un año después, durante su actuación en el popular programa de televisión “Saturday Night Live” y a modo de denuncia por los casos de abuso infantil en la Iglesia, rompió en vivo una fotografía del papa Juan Pablo II, mientras entonaba la palabra “evil” (malvado, en inglés).

Se recuerda con mucha nostalgia sus actuaciones en el concierto de Amnistía Internacional, “Desde Chile… un abrazo a la esperanza”, de octubre de 1990, en el Estadio Nacional, junto a otros consagrados de la música como Sting, Peter Gabriel, Inti Illimani, Rubén Blades y Luz Casal, entre otros.

Sinéad O’Connor interpretando “Nothing Compares 2 U”, en el Estadio Nacional:

Las muestras de afecto y recuerdos en torno a Sinéad O’Connor se multiplican en redes sociales, de muchos admiradores tanto de su música como de sus convicciones, a las que nunca renunció pese a que tuvo que sacrificar parte importante de su felicidad.