¡Vaya voltereta!: Érika Olivera vuelve a dirigir la Comisión de Deportes de la Cámara

Luego de ser censurada hace apenas dos semanas, los mismos que la sacaron del cargo votaron para que la ex atleta reasumiera sus tareas como presidenta.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE F. / Foto: WHATSAPP

La Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados reeligió este martes a la diputada independiente Érika Olivera como su presidenta, luego de haber sido censurada el pasado 24 de octubre por los mismos integrantes de la comisión.

La ex atleta (foto principal) había sido despojada de su condición de presidenta porque sus compañeros de comisión presentaron un voto de censura en su contra. Así, por seis votos a favor y cinco en contra se aprobó la censura, que fue presentada por el diputado Jorge Guzmán (Evópoli), y tuvo un respaldo transversal: desde los diputados Marco Sulantay (UDI), José Meza (Republicanos) y el independiente de centro-derecha Roberto Arroyo (IND) hasta Jaime Mulet (Federación Regionalista Verde Social) y Cristián Tapia (IND-PPD).

La disputa entre Guzmán y Olivera se desató cuando el diputado pidió a la comisión de Arbitraje Deportivo iniciar una investigación en contra de la canoísta María José Mailliard, acusada por su ex amiga y ex compañera Karen Roco de perder a propósito su clasificación a los Juegos Panamericanos.

Guzmán llevó los antecedentes a la Comisión y se tomó el acuerdo unánime de oficiar por una posible actitud antideportiva de Mailliard, quien en agosto pasado fue campeona del mundo en Duisburgo, Alemania, en los mil metros de la categoría C1.

Posteriormente, Olivera acusó a Guzmán en la comisión de la Mujer de la Cámara por su denuncia contra Mailliard. “Se expuso a una figura del deporte nacional, lo que trajo consecuencias no sólo para su integridad física, psíquica y emocional; sino que también en el aspecto económico”, dijo la diputada de Demócratas.

Pero lo que Olivera no dijo es que su hermana, Ruth Olivera, ha actuado como abogada de Mailliard, lo que claramente constituía un conflicto de intereses en el tema, por lo que la diputada debería haberse restado de la discusión. Y eso fue lo que gatilló la aprobación de la censura.

Esta vez, Olivera logró la presidencia con un voto de diferencia, luego de que el diputado Tapia, quien estuvo cerca de quedarse con el cargo, decidió abstenerse, lo que permitió la elección de la ex deportista, que recibió los votos de Felipe Camaño, Andrés Giordano, Daniel Manouchehri, Andrés Celis, Luis Cuello y el suyo.

Tapia había conseguido el respaldo de José Carlos Meza, Jaime Mulet, Jorge Guzmán, Cristóbal Martínez y Roberto Arroyo.